Mostrando entradas con la etiqueta Alicante. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Alicante. Mostrar todas las entradas

martes, 28 de junio de 2022

¿CONOCÉIS LOS MEJORES LUGARES QUE VISITAR EN IBI?

En los últimos meses hemos repetido una visita a una localidad que nos ha sorprendido. Tiene unos cuantos lugares para convertirse en un destino familiar top. Museos, alojamientos muy especiales y varias sorpresas más que poco a poco vais a descubrir en este post. ¿Nos acompañáis a Ibi?

Los mejores lugares que visitar en Ibi

La última ocasión que estuvimos en esta ciudad fue para alojarnos en el Hotel del Juguete, un establecimiento que hace las delicias tanto de los mayores como de los niños y del que ya os hablamos hace un tiempo en un post. Pero, como os decimos, hay mucho más que ver y hacer en familia en Ibi.

Precisamente los juguetes están por todas partes en Ibi. Desde principios del siglo XX fueron constituyéndose empresas dedicadas a la fabricación de juguetes. En primer lugar se hacían de hojalata, aprovechando la infraestructura dedicada a la fabricación de menaje, pasándose después a la fabricación con plástico. Estamos convencidos de qué habéis jugado con algún juguete que ha salido de las fábricas ibenses. Seguro que os suenan las marcas Moltó (Gusiluz), Famosa (las muñecas que se dirigían al portal), Feber (Multifeber), Injusa (vehículos eléctricos), Guisval (coches de juguete), o Joal (réplicas de vehículos industriales pintados de amarillo) que inundaron hace pocas décadas años las hogares españoles.

UNA VISITA PANORÁMICA POR IBI



Nosotros en una ocasión hicimos una visita panorámica en un tren turístico. Esta es una de las mejores maneras de ver ciudades. Si además, cómo en esta ocasión, os van narrando la visita, es una oportunidad inmejorable para conocer mucho mejor el lugar.

Los mejores lugares que visitar en Ibi

Una de las cosas que más nos llamó la atención de Ibi fueron sus rotondas, ya que muchas están dedicadas a juguetes que contribuyeron a la expansión industrial de Ibi o bien a elementos tradicionales, como los pajes que en la noche de Reyes, tras la cabalgata, reparten juguetes e ilusión a los niños y niñas ibenses.



Probablemente la rotonda más curiosa es la que en su interior guarda un antiguo pozo de nieve o nevero. Esta infraestructura se utilizaba para apilar nieve y fabricar hielo que después se cortaba en barras. El hielo se trasladaba a otras poblaciones cuando todavía no se había inventado o generalizado el uso de frigoríficos en los domicilios.

LOS PARQUES INFANTILES


Los mejores lugares que visitar en Ibi

En una ciudad qué tiene un especial cuidado hacia los niños los parques infantiles debían de estar en consonancia. Por ese motivo vamos a destacar dos que nos parecieron bastante curiosos por la tematización de sus juegos. En primer lugar el denominado parque de Pocoyó, ya que los toboganes y los columpios están decorados e inspirados en los personajes de la famosa serie infantil.


Por otro lado, un parque dedicado, como no podía ser de otra manera, a sus majestades los Reyes Magos de Oriente. Este parque infantil se encuentra en la plaza de los Reyes Magos, claro, justo en frente del único monumento que existe en España dedicado a estos personajes tan queridos. Os podéis imaginar su importancia para los ibenses, pero también por las niñas y niños de toda España, a pesar de que Papá Noel en las últimas décadas les haya recortado bastante terreno. Existe otro monumento dedicado a los Reyes Magos de Oriente en Puerto Rico.



LOS MUSEOS DE IBI


Los mejores lugares que visitar en Ibi

En Ibi vamos a encontrar tres museos muy interesantes. El primero del que os vamos a hablar, brevemente, ya que le dedicamos un post en su día, es el Museo Arcade Vintage. Este espacio ubicado en la antigua Fábrica Rico está dedicado a las máquinas recreativas que nos hicieron disfrutar entre los años 70 y 90 del pasado siglo. También hay espacio para máquinas de pinball y para consolas de videojuegos retro. Es un viaje en el tiempo fantástico que, sin duda, dentro de poco repetiremos.

Otro de los grandes museos de Ibi es el Museo Valenciano del Juguete. Evidentemente era imprescindible que en esta ciudad hubiera un espacio dedicado al que es su producto industrial estrella. También es una carta de amor a todas aquellas personas que dedicaron y dedican su vida a hacer felices a miles de niños y niñas de todo el mundo. El Museo Valenciano del Juguete está centrado en las colecciones de décadas anteriores, aproximadamente hasta los años 80. Esta fue la época dorada de Ibi antes de que la producción industrial se trasladará a terceros países, en especial a los asiáticos.



El último de los museos que se puede visitar en Ibi es el Museo de la Biodiversidad. Se encuentra, al igual que el Museo Valenciano del Juguete, en la antigua fábrica Payá. Aquí vamos a sumergirnos en una lección de protección de la naturaleza ya que sus fondos muestran numerosas especies animales pero desde un punto de vista conservacionista. Esto se debe a que muchas piezas de su fondo proceden de la incautación por parte de las autoridades de animales disecados que, al estar protegidos, incumplen las leyes. En vez de destruirlos se decidió que formaran parte de un espacio de divulgación. Si queréis saber más, tanto de este museo como el del Juguete, publicamos un post hace un tiempo.

POR ÚLTIMO... 


Los mejores lugares que visitar en Ibi

Para el final hemos dejado el referirnos a la carreta. Probablemente veáis esta figura pintada de color negro en una de las plazas de Ibi. Veréis repetida esta figura en algunos de los juguetes que se fabricaban en esta población, sobre todo al inicio de su expansión industrial. Tiene una explicación: la carreta representa a muchos y muchas ibenses que utilizaban este medio de transporte para ir a las localidades cercanas con sus mercancías y así venderlas. Primero fue el hielo que extraían del pozo de nieve, después fueron los objetos de menaje y el hogar fabricados en metal, y por último fueron los juguetes. Es más que un homenaje. Es no olvidar las raíces y el origen de su industria que sigue, a pesar de todo, en pie.


Esperamos que con este post os haya picado la curiosidad y queráis conocer un poquito mejor esta localidad. Hay muchas cosas qué hacer y deberíais de cogeros varios días para poder visitarla en profundidad o bien volver en varias ocasiones. Estamos convencidos de que Ibi os va a sorprender y gustar.

miércoles, 8 de junio de 2022

UN RECORRIDO POR LAS TORRES VIGÍAS COSTERAS DE ALICANTE

Seguro que si os hablamos de La Perla Negra, del capitán Barbossa o de Will Turner sabéis de que estamos hablando. Sí, son personajes de la saga Piratas del Caribe (¡no digáis que La Perla Negra es solo un barco!). Gracias a la literatura, los cómics y el cine, los piratas son sinónimo de aventuras. Pero hace unos siglos en las costas del Mediterráneo español los piratas provocaban terror y ocasionaron, incluso, el abandono de poblaciones. En este post os hablamos de las torres vigías que se construyeron en la provincia de Alicante.


RECORRIDO POR LAS TORRES VIGÍAS COSTERAS DE ALICANTE


Aunque suene a películas, Barbarroja y Barbanegra fueron piratas que existieron y atacaron las costas alicantinas. Su botín estaba formado por la comida que producían los habitantes de la zona, los objetos de valor que encontraran y las personas que capturaran, que eran vendidas posteriormente como esclavos. En muchos casos jamás regresaban a casa.


UN POCO DE HISTORIA PIRATA




Aunque los piratas existían en el Mediterráneo desde hacía siglos. En la Antigüedad había pueblos que vivían de aquello que podían conseguir atacando barcos o saqueando poblaciones costeras. En la Antigua Grecia hubo un pirata que reunió una flota de más de 100 barcos. Posteriormente el senado romano dio poderes (y una armada) a Pompeyo para que acabara con los piratas. Otros piratas de la Antigüedad son los pobres desdichados que se topaban con Astérix y Obélix.

Aunque a los pueblos vikingos no se les considera piratas en el sentido estricto de la palabra, también realizaron actos de piratería. Por ejemplo, alrededor del año 860 los vikingos cruzaron el Estrecho de Gibraltar. Se documentaron los ataques que sufrió la localidad alicantina de Orihuela, y se sabe que llegaron incluso al sur de Francia.

Ya en la Edad Media, las bases de piratería se desplazaron al norte de África, a Marruecos, Argelia o Túnez. Son los conocidos piratas berberiscos. Los ataques de los piratas berberiscos fueron constantes durante varios siglos, provocando terror en la población. No es extraño que atacaran las costas alicantinas, ya que apenas 200 kms. la separan de Argelia, por ejemplo.

Esto llevo a que a lo largo del s. XVI, durante el reinado de Felipe II, se pusiera en marcha un plan de defensa. Éste consistía en construir fortificaciones y torres vigías en la costa mediterránea, no solo en la de Alicante, para intentar avistar a los piratas y prevenir los ataques. El ingeniero de origen italiano Vespasiano Gonzaga recibió en 1568 el proyecto de construcción de estas torres vigías. Gonzaga llegó a ser nombrado virrey de Valencia. Estuvo ayudado por el prestigioso ingeniero militar Juan Bautista Antonelli, también italiano.




LAS TORRES VIGÍAS DE ALICANTE 


RECORRIDO POR LAS TORRES VIGÍAS COSTERAS DE ALICANTE

El proyecto de construcción de estas torres defensivas fue costoso. Como ya hemos comentado no solo se construyeron en la costa de Alicante. Y no solo en el Mediterráneo. Toda la costa andaluza, tanto la mediterránea como la atlántica, conserva torres vigía. También la costa murciana. En la Comunidad Valenciana se llegaron a construir algunas en la costa de Valencia. Evidentemente también se construyeron en las Islas Baleares, y las últimas, a lo largo del s. XVIII y principios del XIX se realizaron en el archipiélago canario.

En la actualidad, en la provincia de Alicante, se conservan restos de 23 torres. Sus características son similares, aunque depende de cada una, y de la época concreta de su construcción. Pueden tener uno o dos cuerpos y que su base sea redonda o cuadrangular.

Cada torre estaba conectada visualmente al menos con una al norte y otra al sur. Así, en caso de avistar un barco o una flotilla (que era lo normal) podían hacer señales con fuego o humo para avisar a estas otras torres para preparar una defensa conjunta o avisar a la población.

Las torres vigías son interesantes por dos motivos. En primer lugar por el hecho histórico de prevenir los ataques de los piratas. Después por los lugares donde están situadas, en cabos, salientes y lugares realmente especiales junto al mar. Uno se imagina a los soldados que hacían guardia en las torres y piensa en dos cosas, la belleza del ligar y el terrible aburrimiento que debían parar.


DÓNDE ESTÁN LAS TORRES VIGÍAS EN ALICANTE



Vamos a hacer un repaso por las diferentes torres y su localización. Algunas son fácilmente accesibles, para otras deberemos enfundarnos las zapatillas de trekking. A continuación hacemos una relación de las veintitrés torres, de norte a sur:

- Torre de la Almadrava (Denia).

- Torre del Portitxol (Xàbia)

- Torre de Ambolo (o del Descubridor) (Xàbia)

- Torre del Cap d’Or (Cabo de Oro) (Teulada-Moraira)

- Torre del Mascarat (entre Calpe y Altea)

- Torre de la Galera (Altea)

- Torre de Bellaguarda (Altea)

- Torre Bombarda (Alfaz del Pi – El Albir)


- Torre del Aguiló (Cala de Finestrat)

- Torre del Xarco (La Vila Joiosa)

- Torre del riu d’Aigües (del río de Aigües) (El Campello)

- Torre de la Illeta (El Campello)

- Torre de Agua Amarga (Alicante)

- Torre del Carabassí (Santa Pola)

- Torre de la Atalayola (Santa Pola)

- Torre Escaletes (Santa Pola)

- Torre del Tamarit (Santa Pola)

- Torre del Pinet (Santa Pola)

- Torre de la Mata (Torrevieja)

- Torre del Cap Cerver (o del Moro) (Torrevieja)

- Torre del Cabo Roig (Orihuela)

- Torre de la Foradada (u Horadada) (Pilar de la Horadada)


RECORRIDO POR LAS TORRES VIGÍAS COSTERAS DE ALICANTE

Si queréis alguna recomendación e ir a tiro hecho, nosotros nos quedamos con la de la Illeta, junto al puerto del Campello, o la de Tamarit situada junto a las salinas de Santa Pola, y muy codiciada por los fotógrafos. La de Bellaguarda, aunque un poco escondida, se encuentra en pleno centro histórico de Altea. A la de Caletes se llega por una ruta senderista muy facilita, y la del Aguiló también es bastante fácil. En la del Xarco hay programado un mirador con parking. La de Cap d’Or está en un lugar espectacular.

Descartad las de Mascarat, Bombarda y Agua Amarga, o quedan apenas unos restos o son inaccesibles.

MÁS TORRES Y OTRAS CONSTRUCCIONES DEFENSIVAS



Por último hay que citar otras construcciones defensivas que no son torres. El antiguo castillo de Benidorm, en la punta Canfali, o los castillos de Denia, Santa Bárbara en Alicante o Tabarca, también formaban parte de esta serie de elementos de lucha contra la piratería.

En la Huerta de Alicante y Elche también se pueden visitar torres de defensa. Tenían la misma función pero tierra adentro (en Benidorm también se conserva la torre de Morales). Incluso podían comunicarse visualmente con las torres costeras, para avisar de posibles peligros.

RECORRIDO POR LAS TORRES VIGÍAS COSTERAS DE ALICANTE

Como veis los piratas y el sistema defensivo que construyeron dan luchar contra ellos da para mucho. No es preciso que os deis una paliza a visitarlos todos en un día, Alicante tiene 244 kilómetros de costa. Pero si estáis cerca de alguna siempre es un motivo de curiosidad. Porque ahora sí, ahora es momento de aventura.

miércoles, 18 de mayo de 2022

TODO SOBRE LA EXPOSICIÓN "GLADIADORES, HÉROES DEL COLISEO" EN EL MARQ DE ALICANTE

Uno de los temas clásicos de este blog son los post dedicados a las exposiciones temporales que organiza el MARQ, el Museo Arqueológico Provincial de Alicante. Repasando hemos localizado cinco artículos en los casi cinco años de vida de esta bitácora. Este es ya el sexto porque, como no podía ser de otra manera, hemos visitado la nueva exposición “Gladiadores, héroes del Coliseo”.

“Gladiadores, héroes del Coliseo” en el MARQ de Alicante

Al menos por nuestra parte, esta exposición era muy esperada. La información que íbamos conociendo iba generando hype, que dicen los millenial (aquí somos Z, no llegamos a boomers). No defrauda, la sensación al salir es muy positiva. Quizás, como comentó otra persona que estaba visitando la expo al mismo tiempo, tenga menos piezas originales que otras, pero su capacidad inmersiva lo suple.

Por partes. Como siempre, ocupa las tres salas del MARQ destinadas a exposiciones temporales y en el hall de entrada se proyecta un vídeo introductorio. Esta vez, en lugar de exponer alguna pieza local relacionada con la temática de la exposición (en el museo hay una sala entera dedicada a la cultura romana) nos recibe una reproducción de un mosaico que se encuentra en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. Si hay que ponerle un pero a la exposición es que se utiliza el mosaico como elemento recurrente en los grafismos pero no se expone ninguno (o al menos no lo vimos). ¡Con lo que molan!

SALA 1



Como siempre el pasillo que comunica las tres salas ofrece unos paneles con información que sitúa al visitante ante lo que va a ver. En este caso son tres grandes paneles con información introductoria y datos acerca de los anfiteatros en España y en la provincia de Alicante.

Una vez entramos en la primera sala vamos a ver una contextualización de los gladiadores, su origen y una completa explicación sobre la arquitectura del anfiteatro, el edificio donde se llevaban a cabo las munera, es decir, las luchas de gladiadores. Aunque también se llegaron a celebrar naumaquias, luchas navales simuladas. Para eso debían de inundar la arena. 

“Gladiadores, héroes del Coliseo” en el MARQ de Alicante

En esta primera sala vamos a ver algunas piezas bastante sorprendentes, como unas pinturas que realizaron en unas tumbas hace aproximadamente 2300 años. Representan las luchas rituales que fueron el origen de los gladiadores. También unas terracotas con un realismo y un detalle increíble.

Siguiendo la visita, la sala se centra, como hemos adelantado, en el edificio que albergaba las luchas entre gladiadores: el anfiteatro. Evidentemente destacan el más famoso y grande del Imperio, el Coliseo o Anfiteatro Flavio. Por cierto, anfiteatro significa “teatro doble” y se ha extendido el mal uso de la palabra, que se utiliza como sinónimo de teatro o auditorio. La RAE lo bendice en su Diccionario, pero etimológicamente es incorrecto.


Al fondo de la sala se puede ver una reproducción de la vestimenta (por decir algo) y los útiles que utilizaban los distintos tipos de gladiadores. Había cuatro tipos diferentes y cada uno se distinguía por las armas y defensas que utilizaba.

SALA 2


“Gladiadores, héroes del Coliseo” en el MARQ de Alicante

La segunda sala se centra en el impacto que tuvieron los gladiadores en la sociedad de su época. Se han localizado en numerosas excavaciones arqueológicas estatuillas que representaban gladiadores. Generalmente estaban fabricadas con arcilla cocida pero también podían ser de bronce. De hecho se exhibe una magnífica campanilla de bronce.

En el centro de la sala se encuentran las que posiblemente sean las piezas estrella de la exposición. En dos vitrinas a ambos lados de la sala se exhiben armas y objetos defensivos que utilizaron gladiadores. Espadas (los famosos gladus), cascos o espinilleras, entre otros objetos. Sorprende la decoración de la mayoría de las piezas, admirablemente meticulosa. Y bellas, muy bellas. No esperábamos algo así en este tipo de objetos.


Muchos de los objetos proceden del Museo Arqueológico Nacional de Nápoles. Una de las principales fuentes son las sucesivas excavaciones que se han realizado en Pompeya. Precisamente en esta tristemente famosa ciudad se situaba el anfiteatro más antiguo que ha llegado a nuestros días. Construido en el 70 a. C. es una excelente fuente de información acerca de los gladiadores. Y de sus seguidores. Se narra en esta sala los disturbios que se produjeron tras la lucha entre dos gladiadores, uno apoyado por pompeyanos y otro por los nocerinos, ciudad rival. Había más cosas, y esta fue la excusa para que se liara. La escena se muestra en un fresco que se recuperó en Pompeya y se exhibe aquí. 

“Gladiadores, héroes del Coliseo” en el MARQ de Alicante

Para finalizar, al final de la sala se representa la armería de un ludus. Los ludus eran las escuelas de gladiadores, algunas llegaron a formar a miles de gladiadores, que no eran exclusivamente esclavos. Se reproducen cascos, espadas, escudos, etc. Algunos se pueden levantar para comprobar que pesaban una barbaridad, lo que les da todavía más mérito a los combatientes.

SALA 3



La última sala repasa como sería un día de juegos en un anfiteatro. A su alrededor había una serie de costumbres y rituales que no implicaban únicamente los combates. Además tendréis la oportunidad de sentiros un poco como los gladiadores en la arena. Se recrea un instante con varias figuras y alrededor hay pantallas que simulan público vociferando. Una experiencia curiosa.

Porque las luchas de gladiadores no era un espectáculo para entretener al pueblo sin más. Los financiaban personalidades con muchísimo poder y dinero, aunque nunca debían de superar los que celebraba el emperador en el Coliseo. 

“Gladiadores, héroes del Coliseo” en el MARQ de Alicante

Algunos gladiadores llegaron a amasar una importante fortuna y eran tan famosos como puede ser hoy en día cualquier deportista que destaque en su modalidad. Como curiosidad, se exhiben unas lucernas (lámparas de aceite hechas de barro cocido) con la efigie de algunos gladiadores, ¡un primer merchandising! Y, como todos, llegaba un día que morían. Podía ser en combate o una vez se retiraban. No se enterraban en un lugar especial por su estatus, pero los conocemos a través de sus estelas funerarias.

Por último, y no por ello menos importante, al fondo de la sala 3 hay un pequeño espacio que repasa la aparición de los gladiadores en la ficción, tanto en la literatura, como en el cine, el cómic y los videojuegos. Estos medios han hecho que se expandan y se perpetúen algunos mitos relacionados con los gladiadores. ¿El pulgar hacia abajo para ajusticiar un gladiador? ¡Aquí conoceréis la verdad!

TAMBIÉN A DESTACAR


Muchas veces nos hemos referido en los artículos dedicados a las exposiciones temporales en el MARQ su apuesta por la inclusión de las personas con discapacidad. Esta vez han ido un paso más allá. Bueno, en realidad han sido dos. De nuevo hay piezas tiflológicas, es decir aquellas réplicas para que las personas invidentes las “vean” con el tacto, junto a cartelas en braille. Se ha añadido códigos QR con acceso a vídeos con descripción en lengua de signos y subtítulos. Por otra parte los paneles explicativos tienen textos adaptados para personas con Trastorno del Espectro Autista. Por nuestra parte es la primera vez que la vemos en un museo y nos parece una iniciativa fundamental. Lo aplaudimos a rabiar.

Hasta octubre tenéis la oportunidad de visitar esta exposición, que para nosotros es una de las mejores de las que se ha realizado en los últimos años. Aunque parezca que os hemos contado muchas cosas, hemos guardado muchas más. Se ofrece una gran cantidad de información que generalmente no se conoce, sobre todo por ese falsaeamiento en la literatura y el cine. Un aspecto poco conocido es la participación de la mujer en los combates. Sí, hubo gladiadoras.



No lo dudéis un solo instante, todo el mundo sale encantando tras ver esta exposición. Y con ganas de saber más. Incluso de volver a ver las desventuras de Máximo Marco Meridio, ya sabéis, el que quería alcanzar su venganza en esta vida o en la próxima. Aunque sepamos que algunas cosas son de mentirijillas. O precisamente por eso.  

jueves, 28 de abril de 2022

BOCAIRENT, ESENCIA MEDIEVAL

Siempre es recomendable conocer tus raíces. Se dice que para saber donde se va hay que saber de donde se viene. Por ese motivo nuestra visita a Bocairent tiene un punto especial. Hace mucho tiempo que queríamos visitar este municipio, no solo porque tiene muchos aspectos llamativos, también porque es el lugar de donde procede parte de nuestra familia.


Bocairent, esencia medieval

Bocairent se encuentra en el interior de la provincia de Alicante. En plena sierra de Mariola. Esto no es un aspecto menor, ya que es la frontera natural entre las provincias de Valencia y Alicante por el interior. Esta sierra, además, crea un entorno muy bonito alrededor de este municipio, y crea un sentimiento de pertenencia entre sus vecinos.

Es uno de los municipios más interesantes en la provincia de Valencia. Esto hace que aparezca en numerosos artículos de prensa y en posts de blogs recomendando su visita. Y la verdad es que aciertan, porque Bocairent tiene muchas cosas que ver. Vamos a empezar.

EL CENTRO HISTÓRICO DE BOCAIRENT



Para visitar Bocairent hay que aparcar fuera del centro histórico. Esta zona esta declarada BIC e intentan que haya el menor tránsito de coches posible, solo para residentes. Nos dirigiremos hacia la plaza del Ayuntamiento, donde está la Oficina de Información Turística.

Seguramente llegareis atravesando el Arco del Agua. Este arco sostiene un antiguo acueducto. En el s. XIX se decoró con los detalles historicistas que se pueden ver hoy en día. Una vez nos adentramos en la plaza, tal vez no nos demos cuenta a primera vista, pero si nos fijamos en las fachadas que hay enfrente… En ese momento nos daremos cuenta de que algo no cuadra. Edificios superpuestos, algunas fachadas que sobresalen, edificios altos… Una locura para cualquier urbanista.


Bocairent, esencia medieval

Callejear por el casco histórico de Bocairent es un viaje en el tiempo. Concretamente a la Edad Media. Sus calles conservan el entramado heredado de los musulmanes que residieron durante siglos en estas tierras. Calles estrechas, que se retuercen adaptándose al terreno. Incluso existen todavía callejones sin salida que nos obligarán a dar media vuelta.

Entre otros edificios relevantes encontraréis la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción. Es la parroquia más antigua de Bocairent. Exteriormente es muy sencilla, con una decoración barroca con pocos detalles. Destaca la torre del campanario, visible prácticamente desde cualquier lugar del municipio y que es uno de sus símbolos más destacados.

MINECRAFT EN LA VIDA REAL




Pero si Bocairent destaca por algún detalle curioso es por los edificios excavados en la roca. Y hay varios. Ya hemos hablado de la plaza del Ayuntamiento y del casco histórico. Bien, si os fijáis encontraréis varias puertas que son bastante pequeñas. Son para acceder a las casas cuevas. Algunas de estas cuevas son naturales, pero también hay otras excavadas.

Si queréis conocer alguna os recomendamos el bar Les Coves, en la plaza del Ayuntamiento. Este establecimiento debe su nombre a que se encuentra en varias cuevas excavadas en la roca.

Bocairent, esencia medieval

Otro de los edificios que se excavó en la roca es la Plaza de Toros. No se encuentra exactamente en el centro histórico, si no que está en las antiguas afueras. Hoy día es pleno centro de la población, claro. La plaza de toros de Bocairent es la más antigua de la Comunidad Valenciana, inaugurada en 1843, dieciseis años antes que la de la capital valenciana, por ejemplo. Sus gradas se encuentran en su mayoría excavadas en la roca, pero no en su totalidad. Todavía tiene escuela taurina, pero también se usa para otros eventos.

Por último citar el monasterio rupestre. Como su nombre indica su ubicación menciona una cueva. Una parte sí que se encuentra excava. Sobre esta se construyó el edificio que se puede ver actualmente.

COVETES DELS MOROS



Si nos tuviéramos que quedar con uno solo de los lugares que visitar en Bocairent apostaríamos por les Covetes dels Moros (las cuevecitas de los moros). Es un lugar absolutamente alucinante. Para entenderlas hay que ponerse en contexto. Sobre todo en la época que se realizaron, alrededor del siglo X-XI. Sin maquinaria, sin explosivos.

Este paraje se trata de un conjunto de unas 50 cuevas artificiales (en concreto 53) que se excavaron desde el exterior hacia el interior. Todas se encuentran a una altura considerable del suelo. Hoy en día se ha instalado una escalera metálica que facilita mucho el acceso, pero en su momento lo harían a través de escaleras de mano o de cuerdas.

Hay muchas incógnitas sin resolver alrededor de estas cuevas. La principal es el uso que se les dio. La principal teoría es que fueran almacenes para guardar cereales. Se reservarían herméticamente cerrados, resguardados de roedores, inclemencias meteorológicas y ladrones, y solo en época de carestía (tras una mala cosecha, por ejemplo) se extraería una cierta cantidad. Pero los expertos opinan que jamás se llegaron a utilizar ya que parece que están inacabados.

La visita es posible porque en épocas más recientes se excavó en el interior para conectar las distintas cuevas. El recorrido, junto a un guía, dura una media hora. Eso sí, hay que tener una cierta agilidad y cierta fuerza. Tienen poca altura y algunos huecos son estrechos, por lo que necesitaremos gatear y trepar. No es imposible, pero a algunas personas les cuesta. A lo largo del barranco de Bocairent se han localizado muchas más de estas cuevas, pero el conjunto de les Covetes dels Moros es el más numeroso y el que mejor se puede visitar.

TAMBIÉN EN LA ZONA


Bocairent, esencia medieval

Junto a les Covetes dels Moros se encuentra la Cava de Sant Blai (San Blas, patrón de Bocairent). Se trata de un antiguo pozo nevero. Es decir, se usó para guardar nieve, que se convertía en hielo, para su posterior venta en los meses más calurosos. Esta práctica era dura aunque rentable y precisaba de numerosa mano de obra. Alrededor de la sierra Mariola se han localizado más de un centenar de estas cavas, la inmensa mayoría en ruinas. La de Sant Blai tiene la peculiaridad de conservarse en perfectas condiciones. Os recomendamos la visita, ya que aunque es cortita es muy didáctica.


También en esta zona hay un mirador para poder divisar la Ermita del Santo Cristo. Se encuentra al otro lado del barranco. Nosotros preferimos observar su estampa desde lejos, coronando el cerro, recortando el cielo en una estampa realmente bella. Bueno, eso y que hay una cuesta considerable, de esas que solo viéndola ya te cansas.

GASTRONOMÍA Y MÁS


Bocairent, esencia medieval

Evidentemente hay que comer en Bocairent. Ya os hemos recomendado uno de los bares, aunque sea por la curiosidad de estar excavado en la roca. Pero también podréis disfrutar de algunas de las delicias que son típicas en la zona. Para empezar vamos a recomendaros la pericana. Ésta es una salsa hecha de pimiento rojo seco, pescado en salazón y aceite de oliva. El pescado tradicionalmente es el capellán, un pescado de tamaño medio muy apreciado en la costa alicantina. Las versiones industriales suelen utilizar bacalao, suponemos que por precio y disponibilidad. También suele llevar ajo laminado. Es una auténtica delicia.

Otros productos que podréis probar en Bocairent son sus ricos dulces. Muchos se realizan con miel, y es que la zona se presta para la apicultura. También es un territorio con buenos vinos. Si recorreis los alrededores de la Sierra Mariola podréis observar numerosos campos con viñas. Las variedades más habituales son las típicas mediterráneas: merlot, monastrell, syrah, etc. No nos podemos olvidar del herbero de la Mariola. Este licor se produce a partir de anís, mezclando seco y dulce y macerando en él una mezcla de hierbas aromáticas recogidas en la sierra.



Estas son algunos de los atractivos que hacen que Bocairent sea cada vez más visitado. Y no os hemos hablado de sus museos, ni de los paseos temáticos alrededor del pueblo, ni de su industria tradicional de mantas. Sin dudarlo, Bocairent es un buen destino para una escapada en familia.

viernes, 8 de abril de 2022

LA RUTA DE LOS RASCACIELOS DE BENIDORM

Hace un tiempo buscando alguna ruta senderista cerca de casa con una conocida aplicación, nos topamos con una muy sorprendente. La curiosidad es que es un paseo por la ciudad y transcurre entre algunos de los edificios más carismáticos de Benidorm. Por eso esta ruta es especial, porque nos permitirá descubrir los rascacielos más altos de la New York del Mediterráneo.

La ruta de los rascacielos de Benidorm
 

Para entender la “pasión” de Benidorm por los rascacielos hay que remontarse a 1968. En ese año se modifica (otra vez) el Plan General de Ordenación Urbana aprobado en 1955 y que fue el primero que se realizó en toda España. Acerca de esto hay mucha literatura y aún más mitología. El caso es que hay que entender la figura esencial de José Manuel Casanueva. Este arquitecto abogaba por la edificación libre en altura. Se cuenta que en las reuniones celebradas iba con tacos de madera y paquetes de tabaco para explicar que siendo el volumen igual de una edificación, si esta se realizaba en altura el espacio liberado se podría dedicar a jardines, piscinas, aparcamientos, etc.

Por este motivo la imagen de Benidorm no es tan densa como pudiera parecer a priori. Cada torre se construye en una parcela en la que la construcción solo ocupa un porcentaje de terreno. Esa característica es fundamental, ya que cuando se pasea por la ciudad no se tiene esa sensación de agobio, precisamente por la distancia entre edificio y edificio. Además se debe de guardar cierto espacio con el límite de la parcela, lo que acrecienta la distancia entre torres. 

EMPEZAMOS LA RUTA


La ruta tiene un recorrido total de cerca de 10 kilómetros, y une los dos extremos de la ciudad, pasando por las zonas más céntricas. Es una ruta fácil, perfectísimamente pavimentada. A pesar de eso hay alguna cuesta, pero no es un imposible ni mucho menos.

La ruta arranca en el barrio conocido como La Cala. El punto de inicio está junto a la entrada del Gran Hotel Bali. Éste es uno de los edificios icónicos del skyline de Benidorm. El segundo edificio más alto de la ciudad es, a su vez, el hotel más alto de Europa. Con una altura total de 186 metros y 53 plantas, desde su terraza, a la que se puede llegar a través de un ascensor panorámico (ambas actividades son de pago), se tiene una vista privilegiada de la bahía de Benidorm.

La ruta de los rascacielos de Benidorm

La ruta nos invita a rodear el Gran Hotel Bali para cruzar la Avenida de Villajoyosa y seguir por la Avenida Alcalde Vicente Pérez Devesa, más conocida como la Vía Parque. Aquí veremos, en primer lugar, el edificio Intempo. Este es, sí, el edificio más alto de la ciudad y el residencial más alto de Europa. Oficialmente tiene 198 metros de altura y 49 plantas. Llama poderosamente la atención el cono que corona su parte central y el cerramiento dorado que brilla al atardecer. Un color que no es del gusto de todos.

MÁS ALLÁ DE LOS GRANDES RASCACIELOS


Un poco más adelante, en esta misma vía, hay un grupo de edificios. Prácticamente todas las torres superan los 100 metros de altura. Esto tiene su importancia ya que es esta la altura que define un rascacielos. En realidad no hay una definición acerca de lo que es y lo que no un rascacielos. La RAE lo define simplemente como un "edificio de gran altura y muchos pisos". Tal cual. En Benidorm hay, a día de hoy, 26 edificios que superan los 100 metros de altura. Aunque 10 corresponden a 5 pares de torres gemelas, en minúscula. 

La ruta de los rascacielos de Benidorm

Sigamos con la ruta hacia el centro de la ciudad. Caminaremos junto al Parque de Foietes para desembocar en la avenida de Jaume I. Ahora toca un poco de cuesta arriba, buscando la Plaza de Toros. Aunque no es ningún rascacielos, obviamente, el coso benidormer vivió grandes tardes con algunos de los mejores diestros del país. Ahora vive una lenta decadencia a la espera de una reforma que lo convierta en un espacio multiusos. Ya estamos a mitad de recorrido y vamos a buscar la Avenida del Municipi. En esta vía localizaremos dos edificios que se encuentran en el top de altura de Benidorm. Son el edificio Kronos (5º más alto con 140 metros) con sus características cristaleras azules y el edificio Neguri Gane con 148 metros y unas formas que recuerdan poderosamente a las Torres Blancas de Sáenz de Oiza. 


La ruta sigue en dirección a la Avenida de Europa, una de las principales vías de la ciudad. Por esta zona encontramos las Torres d'Oboe (uno de esos pares de torres gemelas) y las torres Gemelos 26 (adivinad, sí, dos torres gemelas), todos con 140 metros de altura. Buscaremos el barranco del Derramador para llegar a la playa de Levante

EN PRIMERA LÍNEA

La ruta de los rascacielos de Benidorm

Aunque "solo" mide 89 metros, la Torre Santa Margarita nos recibe en primera línea. Su localización lo convierten en otro de los edificios icónicos de Benidorm. Muy cerca y, con su inconfundible exterior de hormigón blanco, se localiza la Torre Levante, que durante 17 años fue el edificio más alto de la ciudad (el trono se lo arrebató el Gran Hotel Bali). Su figura esbelta realza más si cabe sus 120 metros de altura.

La ruta de los rascacielos de Benidorm

Nuestro paseo se dirige ahora hacia la avenida Ametlla de Mar, por la que iremos al encuentro del último gran gigante de nuestra ruta. Se trata de la Torre Lúgano. Sus 158 metros de altura lo sitúan en tercera posición de los rascacielos de Benidorm, pero su posición elevada en la falda de Serra Gelada, lo erige en el techo de la ciudad.   

Si aún nos quedan fuerzas y queremos contemplar una de las mejores panorámicas de la ciudad, deberemos dirigirnos hasta la Cruz que corona uno de los cerros de Serra Gelada. Es, probablemente, el mejor y más conocido mirador de la ciudad (y acompañó durante años a Buenafuente como fondo de su Late Motiv). Desde aquí contemplaremos todos los edificios que hemos recorrido en nuestra ruta.
 

FUTURO Y PASADO DE LOS RASCACIELOS DE BENIDORM 



Una ruta que probablemente deberá de ampliarse por que los rascacielos en Benidorm no son una moda pasajera. La zona de Poniente está viviendo una fiebre constructiva y serán varios los rascacielos (edificios de más de 100 metros) que verán la luz en los próximos años. Algunos ya están en construcción y hay un proyecto para la construcción de al menos dos torres que superarán los 200 metros de altura.

Para acabar podemos volver tranquilamente por el paseo marítimo que discurre por la playa de Levante, o bien por la paralela Avenida del Mediterráneo. En esta vía, concretamente en el número 1 se encuentra el edificio Front al Mar. Puede que sus 14 plantas no os sorprendan, pero este fue en 1960 el primer "rascacielos" de la ciudad, en un momento en que todavía se construían bloques de apartamentos de 5 o 6 alturas. Hoy parece encogerse al lado de grandes colosos, pero fue el primero, el pionero. 


Ahora sí, ya hemos acabado la ruta. Desde hace décadas los rascacielos son motivo de controversia en Benidorm. Tienen tantos detractores como admiradores. Lo que es seguro es que a nadie le dejan indiferente. Además ha vuelto con fuerza una ola que los defiende por su menor impacto medioambiental, tanto de uso de suelo como de necesidades de otros recursos como agua o energía para desplazarse. Lo cierto es que son los símbolos de Benidorm y os invitamos a conocer mejor su historia. Os va a sorprender. 

martes, 29 de marzo de 2022

LAS MEJORES FIESTAS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA

La primavera es la época del año en la que las hormonas se revolucionan, el sol luce cada vez durante más tiempo y volvemos al horario de verano. Quizás sea por esto, por el resurgimiento de la naturaleza, al ser humano se le ocurrió festejarlo. La Comunidad Valenciana es pródiga en fiestas populares. En este post vamos a repasar algunas de las más importantes.

Fiestas de la Comunidad Valenciana

Es evidente que no todas las festividades se celebran en primavera. Durante todo el año hay fiestas, pero sí que parece que es la primavera el inicio de muchas, como el pistoletazo de salida. En invierno ya hay fiestas. Muchos municipios celebran las festividades asociadas a San Antón y el Carnaval tiene también bastante popularidad, especialmente en Pego y Vinarós, aunque son muchas las localidades que lo celebran.

LAS FIESTAS MÁS FAMOSAS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA



Para empezar este repaso nos vamos a Valencia. Sí, evidentemente vamos a hablar de las fiestas más famosas de la capital del Turia: las Fallas. Aunque desde finales de febrero los falleros y falleras calientan motores con la “Cridà” (la llamada), es a partir del 1 de marzo, cuando comienza el ciclo de las mascletaes, cuando la fiesta se lanza. Sus días más intensos se concentran entre el 15 y el 19 de marzo. En esos días miles de monumentos falleros asaltan las calles de la capital valenciana y de decenas de poblaciones de toda la Comunidad Valenciana.

Además del fuego purificador, hay otros elementos indispensables en las fiestas falleras. La pirotecnia es omnipresente, en ocasiones por encima de nuestras posibilidades. La música es otro elemento que forma parte indisoluble de esta fiesta. Llega al paroxismo con la ofrenda a la Virgen de los Desamparados. Durante dos días los festeros y festeras desfilan delante de su patrona hasta cubrir de flores la Plaza de la Virgen, frente a la puerta gótica de la Catedral y la Basílica de la patrona.

Fiestas de la Comunidad Valenciana

Los moros y cristianos sean las segundas fiestas más celebradas de la Comunidad Valenciana. Se celebran, al menos, en 75 municipios, pero no solo de la Comunidad Valenciana. También hay fiestas de Moros y Cristianos en Castilla-La Mancha, Murcia y Cataluña. Cada municipio tiene su propia excusa, su propia leyenda, pero en general suele haber alguna intervención del patrón o patrona local que intercede en la victoria del ejército cristiano. Sax y Bocairent abren el calendario en la Comunidad Valenciana. Las celebran en febrero, para celebrar la festividad de Sant Blai (San Blas), el patrón de ambos municipios. El calendario lo cierra Monforte del Cid. Probablemente las más conocidas sean las de Alcoi, donde participan miles de festeros (y músicos). Villena, Elda, Paterna, son otros municipios con fiestas de Moros y Cristianos junto a La Vila Joiosa, que celebra una batalla naval, el Desembarco, en julio.

LAS FIESTAS DE LAS OTRAS CAPITALES



Ya hemos hablado de las fallas, las fiestas de la capital de la Comunidad Valenciana. Ahora es el turno de las otras dos capitales, Alicante y Castellón de la Plana. En primer lugar hablaremos de las Hogueras de San Juan (Fogueres de Sant Joan). Se celebran en el mes de junio, a puertas del verano. Su punto álgido tiene lugar la noche del 24 de junio, cuando arden los monumentos. Y sí, las hogueras y las fallas tienen diferencias. Para empezar la crítica no tiene tanta importancia en los ninots alicantinos. También hay la pintura y las líneas estilísticas difieren. También varían los actos. Una diferencia esencial, que poco a poco se va estrechando, es que las Hogueras tienen una gran proyección en la calle. Otro elemento diferenciador es “la banyà”, el tradicional remojón con el que los bomberos obsequian al acalorado público durante la cremà de los monumentos.

Por su parte las fiestas más conocidas en la capital castellonense son las de la Magdalena. Éstas conmemoran la fundación de la actual ciudad en el año 1251. Sus habitantes vivían en lo alto de una colina cercana y se trasladaron a la llanura, a la plana, en valenciano. Esa colina se conoce como el Cerro de la Magdalena, y de ahí toma el nombre las fiestas. El elemento más destacado de estas fiestas son “les gaiates”. Un gaiato en valenciano significa bastón. Representan los bastones que portaban aquellos primeros pobladores, que llevaban unas lámparas para alumbrarse durante el camino. Por ese motivo las gaiatas se decoran con elementos luminosos (antes bombillas, ahora leds). Por extraño que os parezca, no se queman. Las fiestas de la Magdalena comienzan el tercer sábado de Cuaresma. Por ese motivo la fecha cambia cada año. Habitualmente se celebran tras las Fallas, pero algunos años puede celebrarse antes o incluso al mismo tiempo.

FIESTAS PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD


Fiestas de la Comunidad Valenciana

El 15 de agosto, coincidiendo con la festividad de la Asunción de la Virgen (María, claro), en Elche se escenifica el Misteri d’Elx. Este es un drama sacro de origen medieval que se canta en valenciano antiguo. Su perviviencia en el tiempo, manteniendo muchos de sus elementos originales, lo que le valió su declaración como Patrimonio de la Humanidad. La Basílica de Santa María de Elche se convierte en un teatro cada año para alojar esta representación.


También obtuvo la declaración como Patrimonio de la Humanidad las fiestas en honor de Nuestra Señora de la Salud, patrona de Algemesí. Esta localidad valenciana, a orillas de los ríos Júcar y Magro, tiene como elemento diferencial de sus fiestas La Muixeranga. También conocido como “el ball dels valencians (el baile de los valencianos), consiste en la realización de torres humanas al ritmo de una determinada melodía interpretada con dolçaina i tabalet, instrumentos tradicionales valencianos. Estas torres humanas, que se bailan en numerosas localidades de toda la Comunidad Valenciana, son los antecedentes de los “castellers” catalanes. Una tradición tremendamente emocionante.

Y MÁS, Y MÁS, Y MUCHO MÁS


Fiestas de la Comunidad Valenciana

El último miércoles de agosto en Buñol, una localidad del interior de la provincia de Valencia se transforma. Se celebra una de las batallas más famosas de España. Las armas son tomates. Una variedad especial que no se dedica al consumo. La Tomatina es una fiesta que ha traspasado fronteras. Tanto que las últimas ediciones (años antes de que la pandemia) se han celebrado con un control de aforo y vendiendo entrada para poder participar. Los múltiples reportajes, las retransmisiones por redes sociales y una película de Bollywood, disparó su popularidad.


Como habréis podido comprobar el calendario festero de la Comunidad Valenciana no deja espacio para el aburrimiento. Y eso que no hemos citado otras muchas fiestas de otros municipios. Por ejemplo, la Semana Santa tiene un especial predicamento en ciudades como Orihuela, Aspe o los barrios marineros de Valencia. Morella tiene unas fiestas, el Sexenni, que se celebran cada seis años, con un adelanto los años anteriores con L’Anunci (el Anuncio) que sepulta esta población de Castellón en confeti. O la entrada de caballos de Segorbe, también en la provincia de Castellón.

Fiestas de la Comunidad Valenciana

Y muchas más, en decenas de municipios de toda la Comunidad Valenciana. Todas celebran sus fiestas con mucho cariño y mimo. Por pequeña que sea la población la ilusión que ponen es enorme. Esa ilusión es la que nos hará gozar de una procesión, una verbena, un acto distinto al pueblo de al lado. Por unos días olvidaremos lo cotidiano. Un tesoro en estos tiempos.