Mostrando entradas con la etiqueta Ibi. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Ibi. Mostrar todas las entradas

martes, 28 de junio de 2022

¿CONOCÉIS LOS MEJORES LUGARES QUE VISITAR EN IBI?

En los últimos meses hemos repetido una visita a una localidad que nos ha sorprendido. Tiene unos cuantos lugares para convertirse en un destino familiar top. Museos, alojamientos muy especiales y varias sorpresas más que poco a poco vais a descubrir en este post. ¿Nos acompañáis a Ibi?

Los mejores lugares que visitar en Ibi

La última ocasión que estuvimos en esta ciudad fue para alojarnos en el Hotel del Juguete, un establecimiento que hace las delicias tanto de los mayores como de los niños y del que ya os hablamos hace un tiempo en un post. Pero, como os decimos, hay mucho más que ver y hacer en familia en Ibi.

Precisamente los juguetes están por todas partes en Ibi. Desde principios del siglo XX fueron constituyéndose empresas dedicadas a la fabricación de juguetes. En primer lugar se hacían de hojalata, aprovechando la infraestructura dedicada a la fabricación de menaje, pasándose después a la fabricación con plástico. Estamos convencidos de qué habéis jugado con algún juguete que ha salido de las fábricas ibenses. Seguro que os suenan las marcas Moltó (Gusiluz), Famosa (las muñecas que se dirigían al portal), Feber (Multifeber), Injusa (vehículos eléctricos), Guisval (coches de juguete), o Joal (réplicas de vehículos industriales pintados de amarillo) que inundaron hace pocas décadas años las hogares españoles.

UNA VISITA PANORÁMICA POR IBI



Nosotros en una ocasión hicimos una visita panorámica en un tren turístico. Esta es una de las mejores maneras de ver ciudades. Si además, cómo en esta ocasión, os van narrando la visita, es una oportunidad inmejorable para conocer mucho mejor el lugar.

Los mejores lugares que visitar en Ibi

Una de las cosas que más nos llamó la atención de Ibi fueron sus rotondas, ya que muchas están dedicadas a juguetes que contribuyeron a la expansión industrial de Ibi o bien a elementos tradicionales, como los pajes que en la noche de Reyes, tras la cabalgata, reparten juguetes e ilusión a los niños y niñas ibenses.



Probablemente la rotonda más curiosa es la que en su interior guarda un antiguo pozo de nieve o nevero. Esta infraestructura se utilizaba para apilar nieve y fabricar hielo que después se cortaba en barras. El hielo se trasladaba a otras poblaciones cuando todavía no se había inventado o generalizado el uso de frigoríficos en los domicilios.

LOS PARQUES INFANTILES


Los mejores lugares que visitar en Ibi

En una ciudad qué tiene un especial cuidado hacia los niños los parques infantiles debían de estar en consonancia. Por ese motivo vamos a destacar dos que nos parecieron bastante curiosos por la tematización de sus juegos. En primer lugar el denominado parque de Pocoyó, ya que los toboganes y los columpios están decorados e inspirados en los personajes de la famosa serie infantil.


Por otro lado, un parque dedicado, como no podía ser de otra manera, a sus majestades los Reyes Magos de Oriente. Este parque infantil se encuentra en la plaza de los Reyes Magos, claro, justo en frente del único monumento que existe en España dedicado a estos personajes tan queridos. Os podéis imaginar su importancia para los ibenses, pero también por las niñas y niños de toda España, a pesar de que Papá Noel en las últimas décadas les haya recortado bastante terreno. Existe otro monumento dedicado a los Reyes Magos de Oriente en Puerto Rico.



LOS MUSEOS DE IBI


Los mejores lugares que visitar en Ibi

En Ibi vamos a encontrar tres museos muy interesantes. El primero del que os vamos a hablar, brevemente, ya que le dedicamos un post en su día, es el Museo Arcade Vintage. Este espacio ubicado en la antigua Fábrica Rico está dedicado a las máquinas recreativas que nos hicieron disfrutar entre los años 70 y 90 del pasado siglo. También hay espacio para máquinas de pinball y para consolas de videojuegos retro. Es un viaje en el tiempo fantástico que, sin duda, dentro de poco repetiremos.

Otro de los grandes museos de Ibi es el Museo Valenciano del Juguete. Evidentemente era imprescindible que en esta ciudad hubiera un espacio dedicado al que es su producto industrial estrella. También es una carta de amor a todas aquellas personas que dedicaron y dedican su vida a hacer felices a miles de niños y niñas de todo el mundo. El Museo Valenciano del Juguete está centrado en las colecciones de décadas anteriores, aproximadamente hasta los años 80. Esta fue la época dorada de Ibi antes de que la producción industrial se trasladará a terceros países, en especial a los asiáticos.



El último de los museos que se puede visitar en Ibi es el Museo de la Biodiversidad. Se encuentra, al igual que el Museo Valenciano del Juguete, en la antigua fábrica Payá. Aquí vamos a sumergirnos en una lección de protección de la naturaleza ya que sus fondos muestran numerosas especies animales pero desde un punto de vista conservacionista. Esto se debe a que muchas piezas de su fondo proceden de la incautación por parte de las autoridades de animales disecados que, al estar protegidos, incumplen las leyes. En vez de destruirlos se decidió que formaran parte de un espacio de divulgación. Si queréis saber más, tanto de este museo como el del Juguete, publicamos un post hace un tiempo.

POR ÚLTIMO... 


Los mejores lugares que visitar en Ibi

Para el final hemos dejado el referirnos a la carreta. Probablemente veáis esta figura pintada de color negro en una de las plazas de Ibi. Veréis repetida esta figura en algunos de los juguetes que se fabricaban en esta población, sobre todo al inicio de su expansión industrial. Tiene una explicación: la carreta representa a muchos y muchas ibenses que utilizaban este medio de transporte para ir a las localidades cercanas con sus mercancías y así venderlas. Primero fue el hielo que extraían del pozo de nieve, después fueron los objetos de menaje y el hogar fabricados en metal, y por último fueron los juguetes. Es más que un homenaje. Es no olvidar las raíces y el origen de su industria que sigue, a pesar de todo, en pie.


Esperamos que con este post os haya picado la curiosidad y queráis conocer un poquito mejor esta localidad. Hay muchas cosas qué hacer y deberíais de cogeros varios días para poder visitarla en profundidad o bien volver en varias ocasiones. Estamos convencidos de que Ibi os va a sorprender y gustar.

viernes, 18 de marzo de 2022

VISITAMOS LOS MUSEOS DE IBI

Hace unas semanas publicamos un post a raíz de nuestra visita al Hotel del Juguete de Ibi. Casi al final del artículo hablamos brevemente de algunas actividades que se pueden realizar en esta localidad alicantina. A modo de breve apunte citamos dos museos que a continuación vamos a ver en detalle. Son el Museo Valenciano del Juguete y el Museo de la Biodiversidad.

Los museos de Ibi

Ambos museos ocupan un mismo edificio en el centro de la población. Es la antigua fábrica de juguetes Payá, que entre 1915 y hasta la década de los 70 del pasado siglo fabricó miles de juguetes que fueron codiciados por niños y niña de todas las edades. Esta industria supuso una auténtica revolución en Ibi, ya que, sin tradición previa, convirtió a este municipio en la capital juguetera española. Fue la primera de muchas fábricas de juguetes que vinieron después. Algunas siguen su actividad en la actualidad.

La relevancia de un edificio como el de la fábrica Payá, no podía caer en el olvido, aunque es algo que sucede con excesiva frecuencia. Por suerte su rehabilitación y su nuevo uso permiten que disfrutemos, no solo del edificio, sino también del nuevo uso, que como veréis es muy interesante.

EL MUSEO VALENCIANO DEL JUGUETE



Vamos a comenzar con el Museo Valenciano del Juguete. Este museo nació en el año 1990, aunque no fue hasta 2013 que se trasladó a su actual emplazamiento. Hace pocos años actualizó parte de su propuesta museística. Su localización, como acabamos de explicar tiene mucho de simbólico, pero también de recuperación de la memoria.

La memoria es un elemento imprescindible en este museo. En primer lugar por el homenaje que se rinde al juguete. Una memoria que hace que nuestra propia memoria viaje. Porque si tenéis cierta edad veréis algún juguete con los que habréis jugado, o parecido. La colección arranca en 1903 y llega hasta los años 80 del pasado siglo.

Los museos de Ibi

Podemos dividir el Museo Valenciano del Juguete, muy someramente, en dos salas. La primera es la entrada al museo. Unas cuantas vitrinas realizan un resumen de la historia del juguete en Ibi y de las marcas que hicieron famosa a esta localidad. La segunda es el enorme espacio que sirvió en su momento de nave central y talleres y que actualmente alberga la exposición permanente.

La colección está dividida por temáticas: coches, muñecas, aviones, barcos, trenes, cocinitas en miniatura, instrumentos musicales... Unos enormes expositores guardan cientos de juguetes. Se explica su año de fabricación y procedencia. No solo hay juguetes fabricados en Ibi, si no que se hace un repaso por gran parte del mundo, en una época en la que la industrialización empezó a homogeneizar la producción en serie, en este caso, de juguetes.

JUGUETES EN LA MEMORIA



Evidentemente son los juguetes más antiguos los que os harán deteneros para observar mejor sus detalles. Los que están fabricados en hojalata son los que más miradas cosechan. El uso del plástico nos sumerge en las décadas de los 60 y los 70. Se aprecian los gustos y también las modas, con el uso de la imagen de personajes famosos de su época. También las costumbres. Incluyendo el sexismo, ya que había determinados juguetes para niños y determinados para niñas.

A través de unos enormes ventanales podemos ver una sala contigua con las máquinas que se utilizaban para fabricar los juguetes Payá. La escena se nos aparece como si estuviéramos observando las máquinas en una jornada sin trabajo y al día siguiente fueran a volver a ponerse en movimiento. Vuelve la memoria. Esta vez para homenajear a las personas que durante décadas trabajaron para que miles (¡o millones!) de niños y niñas fueran felices.

Los museos de Ibi

En las vitrinas que hay junto alguno de estos ventanales se pueden ver algunos de los moldes que servían para fabricar los juguetes y algunos juguetes de hojalata en la fase previa a su montaje. De esta manera también se puede observar el trabajo que había detrás de cada juguete, que tenía un proceso y que realizaban manos expertas.

Al fondo de la sala se apilan un montón de cajas de madera con el logotipo pirograbado de Payá. Otra vez la memoria. Un tiempo que fue y no será. Los materiales y los juguetes son otros. La empresa también. Hoy en día es una cooperativa que se dedica a fabricar réplicas de los juguetes de hojalata que en otro momento le otorgaron una merecida fama.

EL MUSEO DE LA BIODIVERSIDAD DE IBI


Los museos de Ibi

El Museo de la Biodiversidad, como habréis supuesto por el nombre, no se parece en nada al del Juguete. Es un museo que no debería existir y sin embargo es imprescindible. Vamos a explicarnos, que la frase parece que la hayamos escrito jartitos de vino.

Este museo tiene una actividad didáctica, divulgativa y de concienciación de primer orden. Creado en colaboración entre el Ayuntamiento de Ibi, el Centro Iberoamericano de la Biodiversidad (a través de la Universidad de Alicante) y la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente (actualmente Ministerio para la Transición Ecológica), muestra la magnífica diversidad ecológica que habita nuestro planeta y la necesidad de conservarla.

Los museos de Ibi

Su colección se divide en cuatro espacios expositivos: biodiversidad amenazada, biodiversidad mediterránea, colores de la selva tropical iberoamericana y sabana africana. Sus fondos se nutren, en gran parte, de decomisos realizados por la Guardia Civil, a través de Aduanas y Seprona fundamentalmente. Y esto es lo terrible, que haya gente capaz de querer en su casa una alfombra de piel de oso polar, vestir un cinturón de piel de pitón, o cazar, para exhibir como trofeo, una gacela.

Ese es el principal mensaje de este museo: la vida se debe de conservar. Algunas de nuestras absurdas necesidades ponen en peligro a miles de especies, y estas amenazas son cruciales para ecosistemas enteros. Puede ser a través de una escopeta, o lanzando basura en medio de la naturaleza. Nuestra acción y nuestra omisión son cruciales.


Este museo es muy recomendable, especialmente para visitarlo con niños. Su valor va más allá de sus cuidadas exposiciones, aunque nos parezcan, en algunos casos, terribles. A nosotros nos gustó mucho la biodiversidad mediterránea, con muchos detalles que desconocíamos y que son muy interesantes para el cole. También la exposición de los colores de la selva iberoamericana, mostrando un mundo de un colorido deslumbrante.

INFORMACIÓN ÚTIL


Los museos de Ibi

Ambos museos se encuentran en la Plaza de Nicolás Payá Jover, el precursor del juguete en Ibi. El horario de ambos museos coincide: abren de martes a sábado de 10:00 a 13:00 y de 16:00 a 19:00, mientras que los domingos y festivos el horario se reduce de 11:00 a 14:00. Los lunes permanecen cerrados, además de los días de Navidad, Año Nuevo y Reyes. Además durante el mes de agosto el Museo del Juguete solo abre de 10:00 a 14:00.

En cuanto al precio de las entradas, las del Museo del Juguete tienen un precio general de 2 €, siendo la reducida de 1,50€ para niños, pensionistas y estudiantes. Los domingos es gratuito. Os recomendamos descargaros su app gratuita para guiaros durante la visita. En el caso del Museo de la Biodiversidad las entradas generales cuestan 3 €, y 1,50 € las reducidas, que están disponibles los Domingos y festivos; y para niños 7 a 15 años, poseedores del carnet jove o +26 y jubilados.

Si tenéis la oportunidad de visitar esta localidad del interior de la provincia de Alicante no dejéis de ir a estos dos museos. Complementado la visita con el Museo Arcade Vintage, del que ya os hablamos, tendréis un día muy completo en Ibi, casi imposible de mejorar.

sábado, 18 de diciembre de 2021

LA MAGIA DEL HOTEL DEL JUGUETE DE IBI

Hace poco pudimos desquitarnos con uno de los deseos viajeros (esos que de cara a la galería no tenemos) de hace bastante tiempo. Por fin pudimos disfrutar del Hotel del Juguete, un establecimiento tematizado especialmente recomendado para familias. De hecho es el único en toda España ambientado en el mundo del juguete. En tiempos de hoteles “Only adults” está bien que también existan alojamientos “Family friendly”.

Hotel del Juguete

El Hotel del Juguete se encuentra en la localidad alicantina de Ibi. Está en el interior de la provincia, muy cerca de Alcoy, para situaros. Que haya en esta localidad un hotel temático dedicado a los juguetes no es casual. Desde hace más de un siglo en Ibi se han instalado varias de las fábricas de juguetes que han sido protagonistas de los juegos de miles (si no millones) de niños y niñas de España y todo el mundo. Una industria que se extendió por municipios vecinos como Onil, especializado en las muñecas, como ya os contamos en el post sobre el Museo de la Muñeca, que se sitúa, precisamente, en Onil.


A pesar de los múltiples cambios que ha tenido que adoptar esta industria para sobrevivir, todavía perviven en Ibi algunas de las fábricas que llenan los catálogos y las cartas a Papá Noel o los Reyes Magos cada Navidad. Marcas como Moltó, Injusa, Joal, Guisval o Feber, nacieron en esta población. Ibi no olvida esa historia, y en sus calles hay numerosas referencias a esta industria de la que se sienten tremendamente orgullosos. Porque, ¿hay algo que llene más de orgullo que hacer felices a los demás?


VAMOS A CENTRARNOS, ¿POR QUÉ ES ESPECIAL EL HOTEL DEL JUGUETE?



El Hotel del Juguete se sitúa en pleno centro de la localidad, junto al Ayuntamiento. Concretamente en la calle Escoleta nº4. Nada más entrar ya se nota que no estamos en un hotel al uso. Los juguetes, los juegos, el mundo infantil está presente al cruzar la puerta. Como vais a ver no es un hotel solo para niños, pero es cierto que tienen un gran peso en las actividades que ofrecen.


Por ejemplo, en la primera planta hay una terraza en la que hay una serie de juegos infantiles y una cama elástica. Los adultos no pueden usarla, pero la tentación está ahí. También hay unos juegos electrónicos de velocidad y reflejos muy curiosos, ya que se accionan mediante un mecanismo manual. Si vais en otoño o invierno, aprovechad esta terraza durante las horas de luz.

Hotel del Juguete


Otro de los espacios más chulos del hotel es una sala de juegos, que también se encuentra en la primera planta. Aquí se combinan juegos tradicionales, como los Lego o un cuatro en raya gigante, con juegos tecnológicos como una pantalla táctil con actividades infantiles, una consola PlayStation Vita o una emuladora arcade con multitud de videojuegos de los 80 y 90s. Aquí se puede jugar y disfrutar en familia.


Una de las cosas más sorprendentes es la infinidad de detalles que hay repartidos por todo el hotel. Paneles con la historia del juguete en los pasillos, un buzón de los deseos (donde la mayoría pide volver), o puertas para que el Ratón Pérez pueda entrar, en caso de necesidad. No dejareis de descubrir detalles durante vuestra estancia.


LAS HABITACIONES



Las habitaciones son las joyas de la corona del Hotel del Juguete. Cada una está ambientada alrededor de un juguete distinto. En total son 19 habitaciones. Cada una de ellas es distinta, no solo por la temática, también por el tamaño o la disposición. Las habitaciones tienen las siguientes temáticas: Nancy, Barriguitas, Playmobil (dos habitaciones, una superior y otra estándar), Nenuco, Pin y Pon, Super Wings, Lego, Invizimals, Barbie, Family Play (equipada con una consola Playstation), Dinosaurios, Fisher Price, Superhéroes, Mr. Potato, Regreso al pasado.


Además hay tres habitaciones muy especiales, ya que están dedicadas a cada uno de los Reyes Magos, es decir, Sus Majestades de Oriente Melchor, Gaspar y Baltasar. Son habitaciones dúplex y, además, la de Baltasar incluye juguetes Hot Wheels.

Hotel del Juguete


Hay habitaciones para familias más pequeñas y también (por fin) habitaciones para familias numerosas. Éstas suelen tener dos camas de 150 cm de anchura, más que suficiente para que descanse toda la familia. Todas las habitaciones tienen están equipadas con juguetes referentes al tema de la habitación, televisor, un minibar y baño completo.

Nosotros escogimos la habitación Playmobil Superior, y fue un acierto. En primer lugar porque la habitación es bastante grande. También porque a todos nos encantan los playmobil. En un primer momento fue imposible separarlos de los clicks.

RESTAURANTE Y LUDOTECA



Otro de los puntos fuertes del Hotel del Juguete es su restaurante. Al contrario que muchos hoteles actualmente, no tiene buffet libre y se pide a la carta. Hay dos tipos de menú a elegir. Por un lado un menú de tapeo en el que se pueden escoger 5 tapas distintas entre prácticamente una quincena de opciones, o bien un menú con un entrante, plato principal y postre.

Nosotros las dos noches que estuvimos nos decantamos por la segunda opción. Si nos permitís una recomendación, las carrilleras estaban muy buenas y muy tiernas. En el caso de los niños los menús tienen dos platos y se pueden escoger tiras de pollo, minipizza, minihamburguesas, sopa o ensalada, entre otras opciones.

Como ocurre con el resto del hotel, la decoración es muy chula y con un montón de detalles. Por ejemplo, un cartel que simula unas enormes letras de Scrabble, piezas gigantes de Lego, o columnas que simulan ser crayones. Todo muy colorido. Además durante la cena bien el Ratón Quico (primo del Ratón Pérez) o Jet, protagonista de Super Wings, visitarán el restaurante para saludar y hacerse fotos con los niños.

Hotel del Juguete


El restaurante no es exclusivo para clientes del hotel, y cualquier persona que quiera puede disfrutar de la rica comida que preparan. Os aconsejamos reservar previamente para aseguraros la disponibilidad de mesa.

Uno de los servicios que más aprovecharon nuestros hijos fue la ludoteca. Se encuentra en un semisotano junto a la zona del restaurante. Solo abre por la tarde hasta el final de la cena. Pero en nuestro caso exprimieron cada minuto. Los niños se lo pasan en grande jugando con otros niños. Y los padres encantados, porque podemos tener un rato para nosotros. Durante las cenas, entre plato aprovechaban para bajar y jugar un poquito.

EXCURSIONES DESDE EL HOTEL DEL JUGUETE



Además Ibi es un municipio que tiene bastantes cosas para visitar. Cuenta con tres museos que son muy interesantes para toda la familia. Como característica común tienen que ocupan antiguas fábricas de juguetes que han sido rehabilitadas para su uso.

En primer lugar el museo del videojuego Arcade Vintage. Situado en la antigua fábrica de juguetes Rico, apenas a 200 metros del Ayuntamiento y del Hotel del Juguete. Nosotros ya lo habíamos visitado con anterioridad, y publicamos en su día un post acerca de este lugar. Muy recomendado para quienes vivimos las décadas de los 80 y los 90, ya que seguramente visitarías algún salón recreativo (unos billares, vamos) y disfrutaste como un enano con 25 pesetas.

También son muy recomendables dos museos que ocupan las instalaciones de la antigua fábrica de juguetes Payá, la decana de las industrias jugueteras en Ibi. Estos museos son, por una parte el Museo Valenciano del Juguete, que recoge una amplísima muestra de algunos de los juguetes que se fabricaban hace décadas en Ibi, con otros del mismo tiempo de otros lugares del mundo. Por otra parte el Museo de la Biodiversidad, un museo con un marcado carácter divulgativo y que quiere trasladar la importancia de conservar las distintas especies de seres vivos que viven en los distintos hábitats de nuestro planeta.

Desde el Hotel del Juguete nos ofrecieron una visita panorámica a Ibi en un tren turístico. Tiene una duración aproximada de una hora y recorre algunos de los principales puntos de interés de Ibi con salida y llegada en el Ayuntamiento. Esta actividad tiene un coste de 5 € por persona y es muy entretenida, os la recomendamos.

PARA FINALIZAR


Hotel del Juguete


Por último, y no por ello menos importante, queremos destacar una de las cosas que más ayudan a disfrutar de la estancia en el Hotel del Juguete. Esto es la maravillosa atención del cliente por parte de todos los empleados. El trato es magnífico por parte de los trabajadores y trabajadoras del hotel. Lo hacen todo fácil. Se merecen un 10.

Si con todo lo que ofrece el Hotel del Juguete os aburrís, en recepción tienen un servicio de préstamo de juegos de mesa. Ya sea en vuestra habitación o en una de las mesas de la cafetería, podréis disfrutar de un ratito con algunos de los juegos más populares.

Los fumadores lo tendrán un poco complicado, ya que todo el Hotel del Juguete es un "espacio sin humo" y no se puede fumar en ninguna dependencia. De hecho hay un cargo extra si se fuma en las habitaciones.

Aunque depende un poco de la personalidad de cada niño, pero creemos que la edad máxima para visitar el Hotel del Juguete estaría entorno a los 10-11 años. Nuestro hijo mayor tiene 12 y jugó, sobre todo, con los arcades. Aunque confesó que le gustó mucho el hotel.

El Hotel del Juguete es caro, no os vamos a mentir. Nosotros tuvimos la inmensa suerte de poder aprovechar el Bono Viaje de la Comunidad Valenciana, una fantástica iniciativa para reactivar el sector turístico tras el parón de la pandemia. Pero merece mucho la pena y es un lugar muy especial.


Toda la familia, aunque especialmente los niños, disfrutarán de todo lo que ofrece que, como habéis podido comprobar, es mucho. Y es que hay cosas que el dinero no puede pagar. 

sábado, 18 de septiembre de 2021

DIVERSIÓN RETRO Y NOSTALGIA EN EL MUSEO ARCADE VINTAGE DE IBI

Los niños que nos criamos durante los años 80 y 90 del pasado siglo (qué duro es decir esto de pasado siglo) recordamos felizmente las tardes que pasamos en los recreativos de nuestro barrio o localidad. Con los bolsillos llenos de monedas de 25 o 100 pesetas éramos capaces es disfrutar durante horas, siempre y cuando la partida se diera bien. Toda esa nostalgia se recoge, para nuestro regocijo, en el Museo del Videojuego Arcade Vintage de Ibi, en Alicante, que tras la pandemia ha vuelto a abrir sus puertas.
Museo del Videojuego Arcade Vintage de Ibi

Nacimiento y evolución del Museo del Videojuego Arcade Vintage


Museo del Videojuego Arcade Vintage de Ibi

Desde hace unos cuántos años la asociación Arcade Vintage ha estado reuniendo una colección de máquinas de arcade que ha ido restaurando y poniendo al día para que tengan el mismo uso que tuvieron en su momento. Iniciaron esta labor en el municipio de Petrer y su colección fue creciendo y creciendo. Llegó un punto qué había crecido tanto que necesitaban unas nuevas instalaciones y encontraron en pleno centro de Ibi la antigua fábrica de Juguetes Rico.

Las actuales instalaciones del Museo del Videojuego Arcade Vintage tienen 900 m2 donde os encontraréis no solo con máquinas de arcade, sino también con consolas, ordenadores y máquinas de pinball. Aunque también hay alguna PlayStation y alguna Xbox actuales, las verdaderas joyas del museo son las máquinas que utilizaban un cartucho o una cinta de casete para cargar los videojuegos.


El museo se divide en un par de espacios. Un primer espacio junto a la entrada dónde está el mostrador que hace las veces de taquilla, un espacio con ordenadores gamer de última generación, varias máquinas de arcade con títulos clásicos como Pacman o Bubble Bobble, y un pequeño recinto, a modo de salón de actos, para dar charlas, conferencias o cursos.

El siguiente espacio es un gran salón diáfano. Por un lado está la parte museística, con varias vitrinas donde se exhiben maquinas retro, tanto ordenadores como consolas, junto a paneles explicativos de las diferentes etapas que ha vivido la historia del videojuego. Comparten ubicación las grandes reinas del Museo del Videojuego Arcade Vintage que son las máquinas de arcade. Si nos lo permitís también destacaremos las máquinas de pinball, imprescindibles en cualquier salón recreativo que se precie. Por último una zona de servicios donde se encuentran los aseos, a disposición del público que visite el museo.

Qué encontramos en Arcade Vintage


Museo del Videojuego Arcade Vintage de Ibi

Respecto a las máquinas que podéis encontrar en el Museo del Videojuego Arcade Vintage de Ibi están algunas de las más famosas de su tiempo. Evidentemente podéis encontrar máquinas árcades basadas en Pong el primer videojuego de la historia, creado en 1972. Era tan simple como adictivo. El Pong tuvo algunas versiones con otros deportes como hockey o fútbol etc. También hay otros videojuegos con pantallas monocromas y un aspecto muy sencillito, que era lo que había en aquella época. Pero tremendamente divertidos, oye. Nuestros hijo mayor acabó entusiasmado con un juego de vaqueros en el que simplemente uno tenía que disparar a otro.

Otra de las máquinas que encontraremos es el clásico marcianitos, el que dio nombre a esta industria. Space Invaders es probablemente la máquina recreativa que consiguió crear un nuevo mundo. Otros videojuegos famosos que son historia de los videojuegos, y que también encontraremos en Arcade Vintage, son Tetris, Donkey Kong o Arkanoid.

La época dorada de los recreativos



En los años 90 hubo una auténtica revolución y los recreativos se llenaron de máquinas mucho más completas. Con videojuegos a color, en algunos casos un volante y unos pedales sustituían a la clásica palanca y botones (Out Run, Sega Rally...). Muchos videojuegos estaban basados en los personajes y películas de moda en aquellos momentos. Los Simpson, las Tortugas Ninja, los X-Men, Star Wars o Terminator 2 tuvieron sus máquinas de arcade con un éxito fabuloso. Todos los niños queríamos estar horas y horas jugando con estas máquinas.

Pero si hubo un videojuego que verdaderamente produjo una revolución, este fue sin lugar a dudas Street Fighter II. Este videojuego tiene un lugar especial en el Museo del Videojuego Arcade Vintage. Hay varias máquinas arcade con distintas versiones de este videojuego, desde la clásica a actualizaciones que se fueron creando a lo largo de los años. También hay murales donde se explica la historia tanto del videojuego como de sus personajes. Ryu, Ken, Honda, Chun-Li, Blanka, Guile, Dhalsim, Mr. Bison o Vega, el único personaje español, son historia del videojuego y es muy raro que un niño de aquella época no lo llegara a conocer.

Museo del Videojuego Arcade Vintage de Ibi

Respecto a las máquinas de pinball hay algunos ejemplos muy divertidos. También se dejaban llevar por las modas del momento, tanto en películas como en personajes. Incluso hubo deportistas famosos que tuvieron su propia máquina de pinball. Aunque el funcionamiento y configuración es similar en todas, cada una tenía su propia personalidad que las hacía únicas. Seguro que recordáis aquellos tipos, que solían ser más mayores que nosotros, y eran verdaderos expertos. Conseguían dar el toquecito justo para hacer saltar la bola sin que la falta (“tilt”) bloqueará los mandos e inutilizara aquella partida.

Un homenaje a nuestra infancia



El Museo del Videojuego Arcade Vintage es un auténtico viaje en el tiempo, sin condensador de fluzo ni portales rarunos. En algunos momentos volvimos a nuestra infancia/adolescencia. ¡Incluso nos acordábamos de algunos “trucos" que utilizábamos! Un auténtico homenaje a aquellos salones en los que nos dejamos horas y muchas pesetas. En Benidorm eran El otro mundo de Jaime, “Pinkie”, “Montecasino”, “Astoria” o “las máquinas blancas" (del que nunca supimos el verdadero nombre). Hoy en día han desaparecido y se han transformado en supermercados, boutiques, o no han vuelto a tener otro negocio. Eso sí, aquí no encontraréis una nube de humo de tabaco flotando en el ambiente (¡las máquinas conservan los ceniceros, absolutamente impolutos!) o los malotes que "amigablemente" te "pedían" dinero y de los que intentabas alejarte por tu bien.

Cómo llegar al Museo del Videojuego Arcade Vintage



Como ya hemos dicho en varias ocasiones, el Museo del Videojuego Arcade Vintage se encuentra en la localidad alicantina de Ibi. Si vais con vuestro vehículo deberéis coger la autovía A7 que comunica Alicante y Valencia por el interior (¡no confundir con la AP7 que va por la costa!). Tomad la salida 459 - Ibi (Est). Continuad recto hasta que os encontréis ya en el casco urbano con una gasolinera Repsol y tomad la calle a la derecha. A 300 metros, en la calle Las Eras número 4 se encuentra el museo.

Museo del Videojuego Arcade Vintage de Ibi

Únicamente abren sábados y domingos. Los sábados en dos sesiones, de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00. Los domingos solo en sesión matinal, excepto del 1 de junio al 31 de agosto que amplían horario con sesión de tarde. Las entradas cuestan 7€ para niños de 6 a 11 años, para mayores de 12 años son 10 €, y los menores de 5 tienen entrada gratuita. No tienen ningún tipo de descuento para familias numerosas. Esta entrada da derecho a jugar a todas las máquinas durante todo el tiempo que está abierto. Se amortiza, os lo podemos confirmar. Os recomendamos reservar las entradas previamente, para asegurar que no llegáis y está completo.

Más sobre Ibi

Si queréis ver más cosas, en Ibi también se encuentra el Museo Valenciano del Juguete, en la antigua fábrica Payá. Anexo se encuentra el Museo de la Biodiversidad de Ibi. Muy cerca, en la vecina localidad de Onil se encuentra el Museo de la Muñeca. Y es que estas dos localidades se encuentran en el denominado Valle del Juguete, donde se concentra (o al menos lo hacía) gran parte de la industria juguetera en España. Si os quedáis a dormir en Ibi os recomendamos hacerlo en el Hotel del Juguete.


Si habéis vivido esas décadas (80 y 90) y queréis revivir aquellos momentos, que sin duda fueron muy felices, el Museo del Videojuego Arcade Vintage es el lugar ideal para vosotros. Los juegos no son hiperrealistas, los gráficos no tienen ray tracing ni ultra HD, pero os aseguramos que son mucho más divertidos que algunos de la actualidad. ¡Larga vida al videojuego!