Mostrando entradas con la etiqueta juguete. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta juguete. Mostrar todas las entradas

martes, 28 de junio de 2022

¿CONOCÉIS LOS MEJORES LUGARES QUE VISITAR EN IBI?

En los últimos meses hemos repetido una visita a una localidad que nos ha sorprendido. Tiene unos cuantos lugares para convertirse en un destino familiar top. Museos, alojamientos muy especiales y varias sorpresas más que poco a poco vais a descubrir en este post. ¿Nos acompañáis a Ibi?

Los mejores lugares que visitar en Ibi

La última ocasión que estuvimos en esta ciudad fue para alojarnos en el Hotel del Juguete, un establecimiento que hace las delicias tanto de los mayores como de los niños y del que ya os hablamos hace un tiempo en un post. Pero, como os decimos, hay mucho más que ver y hacer en familia en Ibi.

Precisamente los juguetes están por todas partes en Ibi. Desde principios del siglo XX fueron constituyéndose empresas dedicadas a la fabricación de juguetes. En primer lugar se hacían de hojalata, aprovechando la infraestructura dedicada a la fabricación de menaje, pasándose después a la fabricación con plástico. Estamos convencidos de qué habéis jugado con algún juguete que ha salido de las fábricas ibenses. Seguro que os suenan las marcas Moltó (Gusiluz), Famosa (las muñecas que se dirigían al portal), Feber (Multifeber), Injusa (vehículos eléctricos), Guisval (coches de juguete), o Joal (réplicas de vehículos industriales pintados de amarillo) que inundaron hace pocas décadas años las hogares españoles.

UNA VISITA PANORÁMICA POR IBI



Nosotros en una ocasión hicimos una visita panorámica en un tren turístico. Esta es una de las mejores maneras de ver ciudades. Si además, cómo en esta ocasión, os van narrando la visita, es una oportunidad inmejorable para conocer mucho mejor el lugar.

Los mejores lugares que visitar en Ibi

Una de las cosas que más nos llamó la atención de Ibi fueron sus rotondas, ya que muchas están dedicadas a juguetes que contribuyeron a la expansión industrial de Ibi o bien a elementos tradicionales, como los pajes que en la noche de Reyes, tras la cabalgata, reparten juguetes e ilusión a los niños y niñas ibenses.



Probablemente la rotonda más curiosa es la que en su interior guarda un antiguo pozo de nieve o nevero. Esta infraestructura se utilizaba para apilar nieve y fabricar hielo que después se cortaba en barras. El hielo se trasladaba a otras poblaciones cuando todavía no se había inventado o generalizado el uso de frigoríficos en los domicilios.

LOS PARQUES INFANTILES


Los mejores lugares que visitar en Ibi

En una ciudad qué tiene un especial cuidado hacia los niños los parques infantiles debían de estar en consonancia. Por ese motivo vamos a destacar dos que nos parecieron bastante curiosos por la tematización de sus juegos. En primer lugar el denominado parque de Pocoyó, ya que los toboganes y los columpios están decorados e inspirados en los personajes de la famosa serie infantil.


Por otro lado, un parque dedicado, como no podía ser de otra manera, a sus majestades los Reyes Magos de Oriente. Este parque infantil se encuentra en la plaza de los Reyes Magos, claro, justo en frente del único monumento que existe en España dedicado a estos personajes tan queridos. Os podéis imaginar su importancia para los ibenses, pero también por las niñas y niños de toda España, a pesar de que Papá Noel en las últimas décadas les haya recortado bastante terreno. Existe otro monumento dedicado a los Reyes Magos de Oriente en Puerto Rico.



LOS MUSEOS DE IBI


Los mejores lugares que visitar en Ibi

En Ibi vamos a encontrar tres museos muy interesantes. El primero del que os vamos a hablar, brevemente, ya que le dedicamos un post en su día, es el Museo Arcade Vintage. Este espacio ubicado en la antigua Fábrica Rico está dedicado a las máquinas recreativas que nos hicieron disfrutar entre los años 70 y 90 del pasado siglo. También hay espacio para máquinas de pinball y para consolas de videojuegos retro. Es un viaje en el tiempo fantástico que, sin duda, dentro de poco repetiremos.

Otro de los grandes museos de Ibi es el Museo Valenciano del Juguete. Evidentemente era imprescindible que en esta ciudad hubiera un espacio dedicado al que es su producto industrial estrella. También es una carta de amor a todas aquellas personas que dedicaron y dedican su vida a hacer felices a miles de niños y niñas de todo el mundo. El Museo Valenciano del Juguete está centrado en las colecciones de décadas anteriores, aproximadamente hasta los años 80. Esta fue la época dorada de Ibi antes de que la producción industrial se trasladará a terceros países, en especial a los asiáticos.



El último de los museos que se puede visitar en Ibi es el Museo de la Biodiversidad. Se encuentra, al igual que el Museo Valenciano del Juguete, en la antigua fábrica Payá. Aquí vamos a sumergirnos en una lección de protección de la naturaleza ya que sus fondos muestran numerosas especies animales pero desde un punto de vista conservacionista. Esto se debe a que muchas piezas de su fondo proceden de la incautación por parte de las autoridades de animales disecados que, al estar protegidos, incumplen las leyes. En vez de destruirlos se decidió que formaran parte de un espacio de divulgación. Si queréis saber más, tanto de este museo como el del Juguete, publicamos un post hace un tiempo.

POR ÚLTIMO... 


Los mejores lugares que visitar en Ibi

Para el final hemos dejado el referirnos a la carreta. Probablemente veáis esta figura pintada de color negro en una de las plazas de Ibi. Veréis repetida esta figura en algunos de los juguetes que se fabricaban en esta población, sobre todo al inicio de su expansión industrial. Tiene una explicación: la carreta representa a muchos y muchas ibenses que utilizaban este medio de transporte para ir a las localidades cercanas con sus mercancías y así venderlas. Primero fue el hielo que extraían del pozo de nieve, después fueron los objetos de menaje y el hogar fabricados en metal, y por último fueron los juguetes. Es más que un homenaje. Es no olvidar las raíces y el origen de su industria que sigue, a pesar de todo, en pie.


Esperamos que con este post os haya picado la curiosidad y queráis conocer un poquito mejor esta localidad. Hay muchas cosas qué hacer y deberíais de cogeros varios días para poder visitarla en profundidad o bien volver en varias ocasiones. Estamos convencidos de que Ibi os va a sorprender y gustar.

viernes, 18 de marzo de 2022

VISITAMOS LOS MUSEOS DE IBI

Hace unas semanas publicamos un post a raíz de nuestra visita al Hotel del Juguete de Ibi. Casi al final del artículo hablamos brevemente de algunas actividades que se pueden realizar en esta localidad alicantina. A modo de breve apunte citamos dos museos que a continuación vamos a ver en detalle. Son el Museo Valenciano del Juguete y el Museo de la Biodiversidad.

Los museos de Ibi

Ambos museos ocupan un mismo edificio en el centro de la población. Es la antigua fábrica de juguetes Payá, que entre 1915 y hasta la década de los 70 del pasado siglo fabricó miles de juguetes que fueron codiciados por niños y niña de todas las edades. Esta industria supuso una auténtica revolución en Ibi, ya que, sin tradición previa, convirtió a este municipio en la capital juguetera española. Fue la primera de muchas fábricas de juguetes que vinieron después. Algunas siguen su actividad en la actualidad.

La relevancia de un edificio como el de la fábrica Payá, no podía caer en el olvido, aunque es algo que sucede con excesiva frecuencia. Por suerte su rehabilitación y su nuevo uso permiten que disfrutemos, no solo del edificio, sino también del nuevo uso, que como veréis es muy interesante.

EL MUSEO VALENCIANO DEL JUGUETE



Vamos a comenzar con el Museo Valenciano del Juguete. Este museo nació en el año 1990, aunque no fue hasta 2013 que se trasladó a su actual emplazamiento. Hace pocos años actualizó parte de su propuesta museística. Su localización, como acabamos de explicar tiene mucho de simbólico, pero también de recuperación de la memoria.

La memoria es un elemento imprescindible en este museo. En primer lugar por el homenaje que se rinde al juguete. Una memoria que hace que nuestra propia memoria viaje. Porque si tenéis cierta edad veréis algún juguete con los que habréis jugado, o parecido. La colección arranca en 1903 y llega hasta los años 80 del pasado siglo.

Los museos de Ibi

Podemos dividir el Museo Valenciano del Juguete, muy someramente, en dos salas. La primera es la entrada al museo. Unas cuantas vitrinas realizan un resumen de la historia del juguete en Ibi y de las marcas que hicieron famosa a esta localidad. La segunda es el enorme espacio que sirvió en su momento de nave central y talleres y que actualmente alberga la exposición permanente.

La colección está dividida por temáticas: coches, muñecas, aviones, barcos, trenes, cocinitas en miniatura, instrumentos musicales... Unos enormes expositores guardan cientos de juguetes. Se explica su año de fabricación y procedencia. No solo hay juguetes fabricados en Ibi, si no que se hace un repaso por gran parte del mundo, en una época en la que la industrialización empezó a homogeneizar la producción en serie, en este caso, de juguetes.

JUGUETES EN LA MEMORIA



Evidentemente son los juguetes más antiguos los que os harán deteneros para observar mejor sus detalles. Los que están fabricados en hojalata son los que más miradas cosechan. El uso del plástico nos sumerge en las décadas de los 60 y los 70. Se aprecian los gustos y también las modas, con el uso de la imagen de personajes famosos de su época. También las costumbres. Incluyendo el sexismo, ya que había determinados juguetes para niños y determinados para niñas.

A través de unos enormes ventanales podemos ver una sala contigua con las máquinas que se utilizaban para fabricar los juguetes Payá. La escena se nos aparece como si estuviéramos observando las máquinas en una jornada sin trabajo y al día siguiente fueran a volver a ponerse en movimiento. Vuelve la memoria. Esta vez para homenajear a las personas que durante décadas trabajaron para que miles (¡o millones!) de niños y niñas fueran felices.

Los museos de Ibi

En las vitrinas que hay junto alguno de estos ventanales se pueden ver algunos de los moldes que servían para fabricar los juguetes y algunos juguetes de hojalata en la fase previa a su montaje. De esta manera también se puede observar el trabajo que había detrás de cada juguete, que tenía un proceso y que realizaban manos expertas.

Al fondo de la sala se apilan un montón de cajas de madera con el logotipo pirograbado de Payá. Otra vez la memoria. Un tiempo que fue y no será. Los materiales y los juguetes son otros. La empresa también. Hoy en día es una cooperativa que se dedica a fabricar réplicas de los juguetes de hojalata que en otro momento le otorgaron una merecida fama.

EL MUSEO DE LA BIODIVERSIDAD DE IBI


Los museos de Ibi

El Museo de la Biodiversidad, como habréis supuesto por el nombre, no se parece en nada al del Juguete. Es un museo que no debería existir y sin embargo es imprescindible. Vamos a explicarnos, que la frase parece que la hayamos escrito jartitos de vino.

Este museo tiene una actividad didáctica, divulgativa y de concienciación de primer orden. Creado en colaboración entre el Ayuntamiento de Ibi, el Centro Iberoamericano de la Biodiversidad (a través de la Universidad de Alicante) y la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Medio Ambiente (actualmente Ministerio para la Transición Ecológica), muestra la magnífica diversidad ecológica que habita nuestro planeta y la necesidad de conservarla.

Los museos de Ibi

Su colección se divide en cuatro espacios expositivos: biodiversidad amenazada, biodiversidad mediterránea, colores de la selva tropical iberoamericana y sabana africana. Sus fondos se nutren, en gran parte, de decomisos realizados por la Guardia Civil, a través de Aduanas y Seprona fundamentalmente. Y esto es lo terrible, que haya gente capaz de querer en su casa una alfombra de piel de oso polar, vestir un cinturón de piel de pitón, o cazar, para exhibir como trofeo, una gacela.

Ese es el principal mensaje de este museo: la vida se debe de conservar. Algunas de nuestras absurdas necesidades ponen en peligro a miles de especies, y estas amenazas son cruciales para ecosistemas enteros. Puede ser a través de una escopeta, o lanzando basura en medio de la naturaleza. Nuestra acción y nuestra omisión son cruciales.


Este museo es muy recomendable, especialmente para visitarlo con niños. Su valor va más allá de sus cuidadas exposiciones, aunque nos parezcan, en algunos casos, terribles. A nosotros nos gustó mucho la biodiversidad mediterránea, con muchos detalles que desconocíamos y que son muy interesantes para el cole. También la exposición de los colores de la selva iberoamericana, mostrando un mundo de un colorido deslumbrante.

INFORMACIÓN ÚTIL


Los museos de Ibi

Ambos museos se encuentran en la Plaza de Nicolás Payá Jover, el precursor del juguete en Ibi. El horario de ambos museos coincide: abren de martes a sábado de 10:00 a 13:00 y de 16:00 a 19:00, mientras que los domingos y festivos el horario se reduce de 11:00 a 14:00. Los lunes permanecen cerrados, además de los días de Navidad, Año Nuevo y Reyes. Además durante el mes de agosto el Museo del Juguete solo abre de 10:00 a 14:00.

En cuanto al precio de las entradas, las del Museo del Juguete tienen un precio general de 2 €, siendo la reducida de 1,50€ para niños, pensionistas y estudiantes. Los domingos es gratuito. Os recomendamos descargaros su app gratuita para guiaros durante la visita. En el caso del Museo de la Biodiversidad las entradas generales cuestan 3 €, y 1,50 € las reducidas, que están disponibles los Domingos y festivos; y para niños 7 a 15 años, poseedores del carnet jove o +26 y jubilados.

Si tenéis la oportunidad de visitar esta localidad del interior de la provincia de Alicante no dejéis de ir a estos dos museos. Complementado la visita con el Museo Arcade Vintage, del que ya os hablamos, tendréis un día muy completo en Ibi, casi imposible de mejorar.