Mostrando entradas con la etiqueta Terra Natura. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Terra Natura. Mostrar todas las entradas

lunes, 18 de noviembre de 2019

¿CONVIENE ADQUIRIR UN PASE DE TEMPORADA?

Una de las grandes dificultades con las que se encuentran las familias es conjugar ocio y ahorro. No es fácil. Todos buscamos planes más o menos apañados para los ratos libres y a ser posible que no nos gastemos mucho dinero. En este sentido los pases de temporada de los parques de ocio son una excelente opción pero, ¿conviene que nos los saquemos?


Antes que nada, aunque suponemos que lo sabéis de sobra, explicar que es un pase de temporada. Es esa modalidad de entrada que nos permite acceder a un determinado lugar tantas como se permita en un determinado periodo de tiempo, generalmente un año desde su expedición, aunque puede ser inferior si el parque abre sólo unos días determinados.


Nosotros somos ya veteranos en esto de los pases de temporada. Si mal no recuerdo sería en 2012 cuando sacamos por primera vez pases de temporada para Bioparc, el parque zoológico de Valencia. En la actualidad los cinco poseemos el pase para Terra Natura. Volviendo a la pregunta inicial, ¿conviene? A nosotros sí, pero hay que estudiar cada caso particularmente. Hay varias preguntas que nos debemos de formular cuando nos planteemos si queremos un pase de temporada. La primera es si nos gusta el parque. Si nos gusta mucho mucho. Una vez tienes el pase intentas amortizarlo, o intentan que lo amortices, por lo que vais a ir tantas veces que si no te gusta vas a tener problemas. ¿Hay más gente de nuestro entorno que tenga el pase? ¿Cuántas veces vamos a ir durante la validez del pase? ¿Se adapta el precio del pase a lo que se ofrece? Si las respuestas son todas afirmativas, no hay duda. Si hay alguna respuesta negativa, más vale que os lo replanteéis.


Como ya hemos comentado, tenemos el pase de Terra Natura, que puede incluir el parque acuático Aqua Natura. Aquí viene el elemento que nos hizo decidirnos. A pesar de vivir cerca de la playa, el parque acuático nos ofrece otras opciones de ocio. A los niños les encanta y en verano vamos al menos una vez por semana. Y al parque zoológico vamos al menos una vez al mes fuera de temporada estival. Ayuda que varios amigos de mis hijos también tienen el pase, por lo que al final hemos "obligado"; a que parte de la familia también se lo saque.


Uno de los ejemplos más paradigmáticos es el de Disneyland París. El pase de temporada más barato cuesta menos que la entrada para tres días. Puedes ir a los parques 150 días al año, es decir, fuera de la temporada alta, pero bien organizado puedes ir una semana al inicio del periodo y otra al final, por lo que se rebaja mucho el coste del viaje. Y si sois más apañaos podréis amortizarlo con creces.


En el otro extremo está lo que nos ocurrió hace unos años con Terra Mítica. El pase de temporada no cubría un año, si no los días de apertura del año en curso. El parque no abría todo el año, si no entre mediados de marzo hasta finales de octubre, lo que hace algo más de medio año, pero no todos los días. Y por último, un par de zonas, donde se encuentran las atracciones infantiles, se debían de pagar aparte. Con estos condicionantes optamos por no sacarnos el pase, y si no recuerdo mal aquel año ni siquiera fuimos.


Los pases de temporada nos suelen sacar de un apuro aquellos días tontorrones en los que no sabéis que hacer y los niños necesitan imperiosamente salir de casa. Además suelen llevar ventajas añadidas, como parking gratuito o descuentos en restaurantes, tiendas, o incluso otros parques. Una buena opción para que las familias puedan ahorrar mientras disfrutan.

domingo, 18 de agosto de 2019

DIVERSIÓN EN EL AGUA: AQUA NATURA BENIDORM

En verano con los rigores del calor no nos apetece otra cosa más que estar a remojo hasta donde la fisiología nos permita, es decir, dejando por encima de la superficie apenas la cabeza para poder respirar. Si a esta opción le sumamos la necesidad de diversión en verano, tenemos claro que la mejor opción es ir a un parque acuático. Para las familias, en Benidorm, encontramos Aqua Natura.



Aqua Natura es el parque acuático que se encuentra anexo al zoológico parque Terra Natura Benidorm, en el área de influencia del parque temático Terra Mítica. Tiene una superficie de 40.000 m2 y fue inaugurado en el año 2005. Su tamaño y configuración hace que sea especialmente adecuado para las familias, ya que te permite tener controlados a los niños con bastante facilidad. En este aspecto es bastante más manejable que Aqualandia, el otro parque acuático que hay en Benidorm (sí, en Benidorm hay dos parques acuáticos), el decano de los parques acuáticos en España y uno de los más grandes de Europa con 150.000 metros cuadrados.



Una inmensa piscina preside el centro del parque. Sobre ella se alza un faro pintado en blanco y azul y símbolo del parque. Alrededor de esta piscina durante todo el día, para que no nos aburramos, hay una intensa animación: Aqua Gym, Mini disco, la patrulla Natura y, al final del día, aunque junto a los vestuarios, fiesta de la espuma. A un lado de esta piscina se ubica la Escuela de Sirenas y tritones, un espacio para los niños y niñas, que se paga aparte, donde les pintan la cara y se ponen una larga cola de sirena (o tritón). 



El parque cuenta con tres zonas infantiles en las que podréis encontrar toboganes y atracciones para niños de diferentes edades. En To Neró Kaló destaca un gran cubo de agua que vuelca cuando está lleno, convirtiéndolo en una de las grandes atracciones del parque por su espectacularidad. El puente, los toboganes y otras sorpresas les encantan a los niños. En Adventure Island, los niños hasta 12 años podrán recorrer sus toboganes sin descanso. Los más pequeñines tienen la piscina de las tortuguitas, donde pueden jugar sin peligro junto a una tortugas que lanzan agua. Además en El Ojo de las Cícladas, dos toboganes casi paralelos, los niños pueden disfrutar solos o con los padres.



Pero no creáis que toda la diversión es para los niños, también hay toboganes para adultos. Destaca La Cresta, un tobogán que combina una fuerte caída con una cuesta, como si fuera un pipe de skateboard. Para esta atracción se necesita una altura mínima de 1'20 m de altura, una norma general en el resto de toboganes, y pesar más de 50 kg de peso. El Kamikaze, el Black Hole o los zigzags son otros ejemplos de toboganes en el que los mayores pueden disfrutar, así como el Aqua Snake un tobogán que no es muy intenso y donde podéis subir también con los niños.



Respecto a la comida, hay varios restaurantes y kioscos donde podréis adquirir menús del día consistentes en hamburguesas, pizzas y platos variados, además de helados. La verdad es que hay zonas de picnic, aunque en los últimos años se han reducido, pero puedes llevarte tu comida y bebida, siempre y cuando cumpláis una serie de normas como que la nevera debe de medir 30 cm x 20 cm x 20 cm, y no entrar con cristales o latas, ya que está prohibido.


Por último hablar de los leones marinos. Hace unos años realizaban un show con ellos, pero actualmente se ha convertido en unas demostraciones educativas en las que hablan de las características y hábitos de estos animales y realizan una pequeña exhibición. Bajo el faro hay una entrada a una galería submarina donde podremos ver a estos animales nadando a sus anchas.



Al ser un parque acuático solo abre en temporada estival, que suele ser entre finales de mayo y mitad de septiembre. La entrada de adultos cuesta 32 € y 26 € la de niño. Hay una entrada reducida de tarde, para las tres últimas horas. Las familias numerosas tenemos descuento, quedándose en 19,50 € la entrada de adultos y 16 € la de niños. También existe la posibilidad de comprar una entrada conjunta para visitar también Terra Natura, en un día o dos consecutivos, o un bono que incluye menú y bebidas y completar el día, desde 43 € las de adulto. Para llegar podéis coger un autobús desde el centro de Benidorm que os dejará en la puerta o, si vais con vuestro vehículo, seguid las indicaciones hacia la zona del parque temático. Si tenéis autocaravana, el parque cuenta con una zona camper donde podréis pernoctar. 



Nosotros tenemos el pase de temporada y la verdad es que en verano lo amortizamos de sobra. Para los niños es un espacio fantástico, donde nuestros hijos se lo pasan de miedo. Eso sí, cuidado con el sol, usad una buena protección, no seríais los primeros que salís rojos como un tomate y después pasáis una noche toledana.

viernes, 28 de diciembre de 2018

12 MESES, 12 EXCUSAS PARA VISITAR BENIDORM

Benidorm es una ciudad con atractivos para toda la familia. Además de las épocas de temporada alta, esto es Semana Santa y los meses de julio y agosto, durante todo el año hay motivos para visitarla. Vamos a hacer una recopilación por meses de actividades que pueden servirnos de excusa para hacer una escapada. Así que saca tu agenda y anota todas estas citas:


Enero: Como en todos los municipios españoles, la tarde del día 5 hay Cabalgata de Reyes. En realidad hay tres, pero no vamos a ponernos a divagar y vamos a lo que vamos. La cabalgata de Reyes de Benidorm recorre alguna de las calles más céntricas de la ciudad, saliendo del Parque de Elche hasta llegar al Ayuntamiento. La cabalgata tiene dos partes, en la primera desfilan personajes populares (Disney, Patrulla Canina, Pocoyo, etc.), mientras que la segunda es de carácter tradicional, con los séquitos de los tres magos de Oriente. Caramelos, ilusión y... Bueno, la magia os lleva los regalos dondequiera que estéis.


Febrero: Durante un fin de semana los habitantes de Benidorm se transforman. ¿En qué? En unicornios, caballeros, vaqueros, piratas, superhéroes y todo aquello que se os pase por la imaginación. Es Carnaval. Miles de benidormenses participan en los dos desfiles que se organizan, uno infantil y otro adulto, además de fiestas en los colegios y en decenas de establecimientos, desde parques temáticos a discotecas. Ya sabéis que no tiene fecha fija, ya que su celebración depende de la Semana Santa, y este año cae tarde y el día gordo será el sábado 1 de abril. Si os quedáis con ganas de más, el martes es el Entierro de la Sardina, ya sabéis, el sepelio más divertido.


Marzo: Benidorm es una de las muchas ciudades que celebran fallas fuera de Valencia y su área metropolitana. Tres comisiones plantan sus monumentos infantiles y mayores, Benidorm Centro, Els Tolls y Rincón de Loix, que corresponderían con una categoría 6ªC-7ªA (aproximadamente, se definen por presupuesto) de la capital. Si no conocéis las fiestas josefinas es una buena manera de conocerlas sin entrar en el maremágnum de Valencia. Celebran los actos principales, esto es, plantà, ofrenda, mascletá y cremà, con tanta ilusión como quien más. Ya sabéis, a partir del 15 de marzo tenéis una cita con el fuego.

Abril: Primer asalto del llenazo total de Benidorm. Durante unos días Benidorm se transforma en una urbe donde hay gente por todos lados, hasta en los lugares más insospechados. España en Semana Santa se divide en dos: aquellas que lo celebran desde el Viernes de Dolores hasta el Domingo de Resurrección; y las que lo celebran del Jueves Santo al Lunes de Pascua, como ocurre en la Comunidad Valenciana. Si vuestros hijos tienen vacaciones en el segundo período de la Semana Santa, Benidorm es ideal porque baja bastante la ocupación ofreciendo unos servicios muy parecidos a plena temporada alta sin tanto agobio. Además bajan los precios de los alojamientos respecto a la semana anterior, lo que también es un importante aliciente para las familias.


Mayo: El 8 de mayo Benidorm celebra su cumpleaños. Ese día, pero en 1325, el almirante Bernat de Sarrià, uno de los principales hombres del ejército del rey aragonés Jaume II, concedió al municipio su Carta de Poblament (Carta Puebla) lo que le otorgaba sus derechos como una villa independiente. De esta manera nacía Benidorm como pueblo. Su situación era estratégica para la defensa de la costa y se estableció una fortaleza sobre la punta Canfali (al lugar todavía se le llama el Castillo/Castell) donde poder refugiarse de los distintos ataques por mar. El día 8 se celebra un Pleno Institucional (poco atractivo turísticamente, para que vamos a engañarnos) y durante el fin de semana más cercano se representa aquel momento histórico con una obra de teatro a cargo de un grupo amateur local y se instala un mercado medieval para trasladarnos al siglo XIV. Además de puestos hay animación con cuentacuentos, música y espectáculos callejeros. ¡Feliz cumpleaños!

Junio: Desde hace unos años Benidorm intenta hacerse un hueco en el cada vez más competido sector del turismo gastronómico. Para ello hay una serie de citas a lo largo del año. Quizás la más interesante es el Concurso de Tapas y Pinchos que en 2019 celebra su novena edición. Su interés radica en la participación de más de una veintena de establecimientos que compiten con pequeñas grandes creaciones. Además es la cita gastronómica más accesible, ya que por un par de euros puedes
acompañar la tapa de una bebida. Hay un premio del público elegido por votación de los comensales. Así que si siempre has querido dedicarte a la crítica gastronómica, es tu oportunidad.

Julio: Los amantes de la mejor música actual tienen una cita cada año, el último fin de semana de julio, con el Low Festival. Su undécima edición, que se volverá a celebrar en la Ciudad Deportiva Guillermo Amor ya ha confirmado a los míticos New Order, Foals, Bastille y los madrileños Vetusta Morla. Un festival sin aglomeraciones, con amplios espacios, perfecto para que lo disfrute toda la familia, como ya os contamos como resumen de su última edición. Por méritos propios se ha colocado como uno de los festivales referentes en el verano. Las entradas ya están a la venta.


Agosto: En Terra Natura Benidorm vive Petita, una elefanta con una historia un poco particular. Fue apartada de su grupo ya que no encaja en los cánones de belleza de su especie, vamos que para otros elefantes es fea. Petita vivió sola un tiempo hasta que trasladaron a una vieja amiga con quien había convivido en otro zoo. Las dos amigas se reconocieron enseguida y ahora comparten hábitat. En agosto Terra Natura celebra el cumpleaños de Petita con una gran fiesta holi, es decir, lanzando polvos de colores y litros de agua, además de una tarta de frutas para Petita. El festival holi es bastante desparrame. Además de ganas de divertiros, llevaos una muda seca... completa.


Septiembre: Durante la primera quincena de septiembre se celebra el Benidorm Pride, el último festival LGTBIQ que se celebra en España y Europa. Durante casi diez días se celebra actividades se todo tipo, desde fiestas temáticas a exposiciones artísticas y charlas para visibilizar al colectivo y sus
reivindicaciones. El broche (casi) final es el gran desfile que recorre gran parte de la playa de Levante
para finalizar en el parque de l'Aigüera, en un ambiente festivo y lúdico, no exento de reivindicación.
Benidorm no es ajeno a la tolerancia hacia el colectivo LGTBI, ya que es la ciudad es uno de los
referentes nacionales de libertad, pluralidad y tolerancia.


Octubre: Antes que nada una aclaración, vamos a incluir el Iberia Festival en octubre ya que el año pasado se celebró en este mes, concretamente en el puente del Pilar/Hispanidad. Y es una pena porque un festival que ha apostado decididamente por el rock y pop nacional debería correr mejor suerte. En sus seis ediciones ha cambiado de fechas, siempre entre agosto y octubre, de ubicación y formato. Incluso tuvo una edición invernal en Valencia. Aún con todo el Iberia Festival es muy recomendable. Su última edición tuvo sobre el escenario a nombres como Tequila, Jaime Urrutia, OBK, Coque Maya, Danza Invisible, o Iván Ferreiro, que junto a Teo Cardalda y otros artistas invitados le hicieron un homenaje a Germán Coppini, el malogrado cantante de Golpes Bajos. Loquillo, Estopa, Dani Martín o M-Clan son otros de los artistas que han actuado en ediciones anteriores. Veremos si ya ha encontrado su hueco y repite cita durante el puente de octubre (el 9, además es festivo en la Comunidad Valenciana).


Noviembre: El penúltimo mes del año es el más festivo del año, ya que Benidorm celebra sus Fiestas
Mayores Patronales, en honor de la Virgen del Sufragio y San Jaime. En realidad las fiestas deberían celebrarse en marzo, concretamente el 16, pero antaño los hombres de Benidorm solían estar
embarcados y hasta finales de octubre no regresaban a casa, por lo que las Fiestas se retrasaron hasta el segundo domingo de noviembre. Actualmente se mantiene esta fecha para determinar cuando serán las fiestas, pero se adelantan al viernes anterior, que hay que aprovechar. Durante seis días se despliega un amplio programa de actividades en el que se incluye ofrenda de flores, la escenificación del Hallazgo de la Virgen (que tiene leyenda y es Fiesta de Interés Turístico), procesiones, desfile del humor, mascletaes, conciertos, carrozas y un espectacular castillo de fuegos artificiales para poner el punto y final. Si os quedáis con ganas de más, el jueves siguiente se celebra la Fancy Dress Party, una fiesta de disfraces organizada por los pubs ingleses que en su última edición congregó a más de treinta mil personas, y eso que llovió. ¿Más fiesta? Porque queda la Festa de la Carfoxa (fiesta de la alcachofa) un vestigio del Benidorm tradicional y agrícola que ha pervivido hasta hoy.

Diciembre: Si hay una fiesta por antonomasia en el calendario es Nochevieja. Una cena de gala, vestidos elegantes, y bailoteo hasta que el cuerpo aguante. Antes de la medianoche no puede irse nadie a la cama porque hay que recibir al año nuevo con la docena de uvas al ritmo de las campanadas. Mientras hay lucir con la mayor dignidad posible un gorrito de cartón, unas gafas de plástico con nariz y el matasuegras. En una ciudad con 143 disco-pubs y 25 discotecas/salas de fiesta (datos del propio Ayuntamiento de Benidorm) podéis imaginar que la noche se puede alargar hasta que decidamos ponerle fin con un buen chocolate con churros. Eso sin tener en cuenta que numerosos hoteles ofrecen un pack en Nochevieja en el que incluyen orquesta y barra libre. Vamos que perfectamente podemos llegar a imitar aquel del chiste que felicitaba el Año Nuevo y ya estaban en junio.


¿Necesitáis más motivos para visitar Benidorm? De momento tenéis uno por mes, eventos de todo tipo para que toda la familia pueda pasarlo de maravilla. Y es que en contra de lo que mucha gente cree, y parafraseando a los Coen, Benidorm no es un destino para viejos. O no únicamente...

jueves, 9 de noviembre de 2017

VÁMONOS DE SAFARI: TERRA NATURA BENIDORM

Si hay algo que vuelva locos a los niños es ver animales, y si estos son salvajes y exóticos mucho mejor. En esta ocasión vamos a contaros nuestra última visita a un zoo de nueva generación, de esos que denominan de zooinmersión, ya que se recrean los hábitats originales de las especies que alberga y las barreras entre los animales y los humanos en numerosas ocasiones son imperceptibles. Hablamos de Terra Natura Benidorm.

Este parque se encuentra junto a Terra Mítica en una zona en la que en los últimos años, además del parque temático, se han establecido varios hoteles y resorts (uno anexo a Terra Natura), campos de golf, un helipuerto y varias infraestructuras auxiliares. Llegar no es complicado ya que la señalización lo indica perfectamente.
Terra Natura se divide en tres grandes áreas que corresponden a tres continentes. Estos son América, Asia y Europa. Además la zona de entrada se denomina Pangea, como el continente primigenio, y alberga servicios de atención al visitante. Cada área contiene vegetación autóctona y especies animales que viven en cada uno de los hábitats.
Nosotros empezamos la visita por la exposición de serpientes, arañas y otros animales venenosos que se encuentra en las entrañas del volcán que es el símbolo del parque y que se encuentra en el área de Pangea. De ahí nos dirigimos hacia América donde tras recorrer la senda en la que encontramos guacamayos, tucanes y varias especies de titíes, entre otros animales, llegamos a una gran explanada junto a la que se encuentra el aviario, una gran instalación que simula un riachuelo y la selva a su alrededor, en el que numerosas especies de aves se encuentran en semilibertad. De ahí pasaremos al Templo de la Vida con un espacio central donde conviven monos capuchinos con otras especies de animales. En esta parte encontraremos a las grandes estrellas de este área: los jaguares. Al salir de este Templo de la Vida llegaremos a una granja donde se pueden observar cabras y llamas y dónde inevitablemente cantaremos aquello de "yo y mi llama, que llama se llama..."
Rodeando el volcán llegaremos a un mirador donde se puede observar gran parte del área de Asia, el área más grande del parque, que será nuestro siguiente destino. Aquí se encuentran los animales más admirados del parque: los elefantes, los tigres y los leones.
Desde el mirador se pueden ver las instalaciones donde conviven búfalos y dromedarios y otra instalación que simula una pradera donde habitan elefantes junto a gacelas. Tras visitar estas mismas instalaciones a sus pies giraremos en la zona donde se exhiben las rapaces (buhos, águilas, halcones...). También podremos ver a estas aves en una exhibición de cetrería en el auditorio, que se encuentra a nuestra espalda. 
Nos vamos a adentrar en la exótica India pasando junto a una gran zona de juegos infantiles. Esta zona de juegos está muy bien, tiene una buena cantidad de columpios y se complementa con una de las últimas incorporaciones al parque, la Selva de Langur, una zona multiaventura para niños con una altura mínima de 1,20m. Aquí se establece una de las grandes dicotomías para los niños, ya que deben decidir qué hacer antes, jugar en los columpios o visitar los grandes animales.
Alrededor del espacio multiaventura de la Selva de Langur destaca una instalación con varias especies de cérvidos y otra con siamang, una especie de primates.
Cuándo prosigamos la visita entraremos en la recreación de un pueblo de la India donde podremos observar una instalación con cobras reales , una colmena donde trabajan laboriosas abejas, y tras adentrarnos por un sendero hasta un templo hindú, llegaremos a ver uno de los platos fuertes del parque: los tigres de Bengala. A continuación nos encontraremos con los leones asiáticos (algo distintos de los africanos) y una pradera donde conviven varias especies de bóvidos, entre ellos el yak del Tíbet y el gaur.
Siguiendo la visita nos encontraremos dentro de un hide donde nos rodean tres charcas, una donde viven los cocodrilos, otra que pertenece al área de los tigres (donde suelen bañarse y desde donde podrás verlos muy de cerca), y la tercera una charca para el baño de los rinocerontes. Este es, sin duda, uno de los lugares más especiales de todo el parque por sus condiciones.
Si continuamos la visita llegaremos a una senda donde, a nuestra izquierda, tendremos el espacio donde residen dos de los tres rinocerontes indios que habitan Terra Natura, y a la derecha tendremos el espacio de los cérvidos junto a la Selva de Langur, que comentamos anteriormente, y la instalación donde se encuentra el otro rinoceronte con otros herbívoros. De Asia ya únicamente nos resta visitar a los dholes, una especie de zorro, y los zorros voladores, una especie de murciélagos de gran tamaño (y que dan bastante grima, la verdad).
Por último nos queda visitar Europa, cuya principal instalación es una granja con animales comunes (gallinas, cerdos, burros, ponis, etc) y una explanada donde viven gamos y muflones con los que puedes interactuar. También cuenta con la recreación de un típico pueblo griego (en el que se hacen los pases de los espectáculos infantiles), ruinas de un templo griego clásico y la entrada al parque acuático anexo Aqua Natura, pero ya tendrá su propio artículo en el blog.
Terra Natura tiene varias áreas de picnic por lo que te puedes llevar tu comida, aunque hay varios restaurantes en cada área con comida típica de cada continente, y los precios, a pesar de estar en un parque temático, no son excesivamente abusivos.
La entrada de día de adulto a Terra Natura cuesta 30 €, mientras que la entrada infantil (de 4 a 12 años) y la senior (a partir de 60 años) cuestan 24 euros. Hay descuentos bastante importantes para las familias numerosas, costando 19 € y 15,50 € respectivamente, pero es habitual que haya ofertas especiales, o buscando en páginas de cupones, y que lleguen hasta el 50% de descuento.
Una última recomendación, no os perdáis las actividades que plantea Terra Natura, no sólo los espectáculos, que son muy divertidos y les encantan a los niños (el staff artístico se lo curra mucho), si no también las experiencias y los horarios de alimentación de diversas especies, ya que aprovecharéis para conocer muchas curiosidades.