Mostrando entradas con la etiqueta Parque Warner. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Parque Warner. Mostrar todas las entradas

lunes, 8 de febrero de 2021

COMPARATIVA: PORT AVENTURA VS. PARQUE WARNER

En España tenemos muchos y muy buenos parques temáticos. No solo parques de atracciones organizados alrededor de una o más líneas argumentales, que es lo primero que nos viene a la cabeza cuando hablamos de parques temáticos. En esta categoría podrían entrar también zoos de nueva generación, acuarios o parques acuáticos. 


Pero si hay dos parques temáticos que destacan sobre el resto estos son Port Aventura y el Parque Warner. Ambos son los más visitados de España y dos de los más visitados de Europa. En 2019 el parque catalán recibió 3,75 millones de visitantes, mientras que el madrileño, que ha ido progresando mucho en los últimos años, se quedó en 2,23 millones de visitantes.

Nosotros hemos visitado ambos parques y vamos a realizar una pequeña comparativa. Este doble análisis va a ser completamente subjetivo. Si veis los post que en su día dedicamos a cada uno de los parques, tanto al Parque Warner, como a Port Aventura, ya podréis avanzar algo de nuestras conclusiones. También este análisis está un poco sesgado por varios motivos. Visitamos cada parque en año distintos, y con niños pequeños un año es un mundo. También hemos visitado más veces un parque que otro, por lo que al final la experiencia previa también es importante.

Vamos a hacer la comparativa por campos, para así poder desgranar lo que nos parece positivo, y lo que no nos gusta tanto de cada parque:

ATRACCIONES


En uno de los post dedicados a estos dos parques temáticos, ya comentamos que no somos mucho de atracciones espectaculares. No nos montamos en una montaña rusa con nosecuántos loopings ni de coña. Así que por esa parte nuestro análisis cojea. Pero eso no quiere decir que no disfrutemos en otras, como las de agua, y otras un poco menos emocionantes. Ambos parques (y otros muchos) tienen atracciones comunes, que no pueden faltar en ningún parque que se precie (como ciertas tiendas en los centros comerciales).

En este aspecto nos da la sensación que el Parque Warner está más enfocado hacia esos visitantes que buscan emociones fuertes, mientras que Port Aventura tiene un mayor abanico familiar. Eso no quiere decir que Port Aventura sea un muermo, ni mucho menos, como ejemplo el Dragon Khan, el símbolo del parque desde su apertura.

Tampoco interpretéis que si vais en familia vagareis por el Parque Warner sin nada que hacer, ya que tienen un montón de cosas que para que no nos aburramos ni un segundo.

ÁREA INFANTIL


Uno de los aspectos más importantes a la hora de decidirse por uno u otro. En este apartado quizás el Parque Warner esté un puntito por delante que Port Aventura. Influye que el Cartoon Village, el área dedicada a los más peques estuviera desde el principio de la apertura del parque, ya que está mejor integrada que SésamoAventura.

Respecto si nos gustan más los personajes de Barrio Sésamo (que "viven" en Port Aventura) o los Looney Tunes, pues es bastante difícil decidirse. Que se puedan visitar la madriguera de Bugs Bunny, el camerino del Pato Lucas, o la casa de la Abuelita y Piolín, y hacerse fotos con ellos, pues mola bastante. Porque en Port Aventura "solo" puedes visitar la casa del Pájaro Loco (Woody Woodpecker, según su pasaporte) que además está en el Far West.

Además de que hay más atracciones en Cartoon Village que en SésamoAventura, creemos también que están mejor distribuidas Eso sí, de las atracciones familiares de los dos parques nuestra favorita es "Street Mission", en Port Aventura.

ESPECTÁCULOS


Aquí, y sintiéndolo mucho, gana Port Aventura por goleada. Es posible pasarte el día entero de espectáculo en espectáculo. Aunque la estrella sigue siendo el espectáculo de especialistas en el Far West, los bailes de Polinesia o los espectáculos en el Gran Teatro Imperial de China son muy chulos. Este pasado año, por las medidas antiCovid, todos los espectáculos de Port Aventura estaban cancelados. Y se nota, porque tuvimos tiempo de sobra para montar en todas las atracciones que quisimos, ya que tampoco había cola.

Por su parte el espectáculo estrella en el Parque Warner es el de Loca Academia de Policía. Podríamos resumirlo como "especialistas, derrapes y humor". Es muy divertido y os lo recomendamos. Otro de los espectáculos que pudimos ver en el Parque Warner tenía de protagonistas a Batman, Robin y Joker. La lástima es que no tenía muy buena visibilidad si no acudías con bastante antelación. Eso sí, el meet and greet (encuentro para hacerse fotos) con los personajes DC, es decir, Batman, Wonder Woman, Superman, etc.) hizo que se nuestro espíritu friki se disparara.  

También destacar el espectáculo nocturno en el lago central de Port Aventura, que es una auténtica pasada. De hecho en el Parque Warner también han introducido un espectáculo similar en su lago. Eso sí ambos parques tienen desfile para cerrar la jornada, y ahí, también tenemos el corazón partido, pero el Batmóvil...

TEMATIZACIÓN


Premio ex aequo. Cada uno tiene sus propias áreas temáticas, aunque coincidan en el Far West. Una pasada las dos. Podrían servir, casi perfectamente, como escenario para rodajes. De hecho han servido para rodar anuncios, series y películas. Es fácil dejarte llevar a China, New York, Polynesia o Gotham City.

RESTAURACIÓN


Este aspecto solo podemos juzgarlo parcialmente. Cuando visitamos el Parque Warner decidimos llevar un picnic y consumirlo en el parking. Es una opción válida, pero estamos convencidos de que en nuestra próxima visita no lo volveremos a hacer, ya que se pierde un tiempo precioso saliendo y volviendo a entrar en el parque. 

Respecto a Port Aventura sí que podemos recomendar el restaurante que nos recomendaron, que no es otro que Cactus Express, en México. Los menús se componen de burritos, bocadillos y perritos calientes, pero son bastante grandes y vienen acompañados de patatas fritas o nachos, y son suficientes para saciar el hambre de los más comilones. 100 % verídico.

MOVILIDAD


Victoria contundente de Port Aventura. Este parque cuenta con dos medios de transporte, que también son atracciones. Por una parte un tren que tiene parada en Mediterrània (en la entrada del parque), SésamoAventura y Far West. También podemos tomar el barco que conecta Mediterrània con China. 

Por desgracia el Parque Warner carece que cualquier tipo de transporte. Así que hay que recorrer todo el parque a patita. Puede parecer un rasgo de pereza o vaguería, pero un día entero en un parque temático es muy largo, y más si quieres apurarlo al máximo. Así que cualquier ayuda, por pequeña que sea, siempre es bienvenida.  

OTROS SERVICIOS


Uno de los aspectos a tener en cuenta es el parking. Aquí el Parque Warner tiene una pequeña ventaja al tener plazas cubiertas, especialmente útiles en verano, aunque también más caras. Respecto a Port Aventura, hay una opción de aparcar fuera del aparcamiento del parque. La avenida del alcalde Pere Molas tiene bastantes plazas de aparcamiento, algunas incluso más cerca de la entrada que las del propio parking de Port Aventura. Eso sí, debéis daros prisa para poder aparcar aquí.

Por otra parte, vamos a tratar las tarifas y los descuentos. La entrada general para un día cuesta 51 euros en Port Aventura, mientras que en el Parque Warner cuestan 44,90 euros. En Port Aventura las entradas reducidas cuestan 45 € (para menores entre 4 y 10 años y mayores de 60). A las familias numerosas se les aplica un descuento del 25% respecto al precio de cada entrada. 

El Parque Warner tiene entradas reducidas por 39,90 €. En esta categoría entran los niños entre 100 y 140 cm de altura, mayores de 60 años, personas con diversidad funcional y familias numerosas. Si se compran por la web, las entradas tienen un descuento añadido, por lo que todas las entradas (para 1 día) cuestan 29,90 €.

Siempre se pueden encontrar otras promociones para ambos parques, incluso 2x1, por lo que el precio se rebaja considerablemente. Es cuestión de buscar y esperar. 

Por último falta analizar el entorno de cada uno de estos parques temáticos. Port Aventura es un enorme resort en el que, además del primer parque, cuenta con Ferrari Land, el parque acuático Caribe Aquatic Park y hoteles temáticos. Se puede aprovechar la visita al parque (o al resort) para, además, disfrutar de las playas de la Costa Daurada, Tarragona, el delta del Ebro, Barcelona e incluso el norte de la provincia de Castellón. Por su parte el Parque Warner tiene a Madrid y todo lo que ofrece la capital de España y sus alrededores, como gran atractivo para realizar otras actividades. 

¿Nuestra conclusión? Ya hemos apuntado al principio que este es un análisis bastante subjetivo, en los que prevalecen nuestros gustos y preferencias. Por lo que, si tuviéramos que escoger uno de los dos parques este sería Port Aventura. Con todo, estamos convencidos que debemos de darle otra oportunidad al Parque Warner. Nuestra primera, y única visita, fue un poco precipitada y no la pudimos preparar demasiado bien. Por otra parte nuestros hijos son más mayores y estamos convencidos que disfrutarían más de este parque. Uno de los grandes obstáculos es que cada uno tenga una altura, por lo que las limitaciones en algunas atracciones hacen que puedas frustrarte, o tardar mucho tiempo dividiendo el grupo, guardando cola dos veces, etc.


¿Qué pensáis? ¿Opináis como nosotros? ¿Tenéis otro parque temático favorito? Podéis dejarnos un comentario, aquí abajo o en nuestros perfiles en redes sociales y que toda nuestra comunidad pueda beneficiarse de valiosos consejos. 

lunes, 8 de julio de 2019

UN DÍA EN EL PARQUE WARNER DE MADRID

Llevamos una temporada que estamos aprovechando a tope todos los cumpleaños de la familia para visitar aquellos lugares a los que hace tiempo queríamos ir. Para celebrar el cumple de nuestro hijo mayor decidimos acudir al Parque Warner, en San Martín de la Vega, junto a Madrid, y así cumplir con la promesa que una vez hicimos (y que nuestro hijo nos recordaba frecuentemente).


Lo primero, y aunque nos lo habían advertido, visitar todo el parque en un solo día es absolutamente imposible. Por muy buena planificación que os hagáis, por mucha previsión que queráis organizar, quitaos de la cabeza que vais a ver todo. Porque suponemos que no solo vais a ir a pasear por el parque y querréis montar en alguna atracción o ver alguno de los espectáculos.
El Parque Warner tiene una superficie de más de 31 hectáreas, lo que supone que sea más pequeño que su gran competidor, el parque catalán Port Aventura. Está dividido en cinco áreas temáticas:
  • Hollywood Boulevard: está en la entrada del parque. Fundamentalmente tiene tiendas, restaurantes y un cine 3D, réplica del famoso Teatro Chino de Los Ángeles. Al final del día es el lugar donde transcurre el desfile de carrozas. En el paseo hay placas dedicadas a estrellas del cine que han pasado por el parque, quizá la más grande sea George Clooney.


  • Cartoon Village: esta área está dedicada fundamentalmente para los más pequeños. Aquí podemos encontrar a los personajes de los Looney Tunes (Bugs Bunny, Piolín, el pato Lucas, etc.) y tener la oportunidad de visitarlos en sus casas o en sus atracciones. Al ser una zona destinada a los más pequeños las atracciones no son excesivamente fuertes, aunque hay un par de montañas rusas pequeñas (sin loops ni nada de eso), los rápidos… y una zona con juegos de agua para esos días en los que aprieta el calor. 




  • Movie World Studios: una de las áreas más chulas por la tematización de los edificios. Puedes estar paseando por el Nueva York de principios de siglo XX o estar al borde del mar en un pueblecito marinero (yo miraba con recelo esperando una bandada de gaviotas que empezaran a picotearnos). Una zona muy instagrameable. Hay un pasaje del terror y una montaña rusa, aunque es un área más dedicada a los espectáculos.


  • DC Super Heroes World: el área más friki de todo el parque, la que da significado a todas las camisetas de superhéroes que se ven en el parque. Recrea las dos ciudades que son el yin y el yang del Universo DC: la amable y luminosa Metrópolis y la oscura y decadente Gotham City. En esta área se encuentran las atracciones más potentes del parque, adrenalina al 100%.


  • Old West Territory: recreación de un poblado del Lejano Oeste. También la tematización es magnífica (¡preparad el filtro sepia en vuestras cámaras!). Aquí encontraréis la montaña rusa de madera y dos atracciones de agua.


Nosotros no montamos en muchas atracciones, algunos tienen miedo, otros se marean, otros son demasiados pequeños… Pero aún así pudimos disfrutar de un día muy completo (y muy cansado).
El parque es enorme y no existe un tren o un barco que lo recorra, como en otros parques, y nos permita ahorrarnos un rato de paseo, por lo que al final del día acabaremos reventados, sobre todo si lo intentáis exprimir al máximo.

Al no montar en muchas atracciones, como ya hemos comentado, evitamos alguna cola infinita, pero al ir con niños pequeños (3,6 y 9 años) nos centramos en el área de Cartoon Village. Esto hizo que después tuviéramos menos tiempo para el resto de áreas, por ejemplo la del Oeste la vimos casi paseando. Por lo tanto poco os podemos contar en este sentido, además de que depende bastante de los gustos personales.

Con todo, subimos a un par de atracciones de agua, los rápidos ACME en Cartoon Village y los troncos en Far West, y en alguna montaña rusa de baja intensidad (también en Cartoon Village). Son muy parecidas a otras del mismo tipo de otros parques, pero por ello no dejan de ser muy divertidas. 

Respecto a los espectáculos vimos los dos shows estrella del parque: Loca Academia de Policía (área Movie World Studios) y Gotham City Stunt Show (área DC Super Heroes World), además del Desfile Nocturno, donde los personajes del parque se despiden de los visitantes. Acerca del show de Loca Academia, no os lo perdáis. Es una mezcla de comedia y especialistas con vehículos. Los cadetes deben de custodiar un banco que quieren robar y… Bueno si habéis visto las pelis ya sabéis como puede acabar. Igual sobra algún derrape, pero el espectáculo está muy bien.


El show de Gotham City recrea el intento de los villanos Joker y Harley Quinn para hacerse con el control de la ciudad, pero Batman y Robin intentarán impedirlo. Se representa en un escenario abierto y los asientos son muy limitados, por lo que os recomendamos que vayáis con tiempo si queréis verlo bien. En la categoría de show prescindible ponemos el cine 3D en el Teatro Chino (Hollywood Boulevard). En nuestro caso vimos un fragmento de El Hombre de Acero, que ya habíamos visto.

Este año estrenan un show nocturno basado en Aquaman que tiene muy buena pinta y lo harán en el lago de Movie World Studios. 

Aunque hay mucha gente que se queja del precio de las entradas no nos pareció excesivamente caro si lo comparas con otros parques similares. Es cierto que aprovechamos una oferta y que el pequeño todavía no pagaba entrada por lo que pudimos visitarlo de una manera un poco más económica. Las familias numerosas tenemos entrada reducida, pero las ofertas suelen mejorar este descuento. Respecto al parking, si vas en un día de calor no dudéis en coger una plaza techada ya que evitareis calor innecesario en vuestro vehículo.


Por último la comida. El parque impide entrar con comida o bebida, aunque vimos a gente que había colado bocatas. No se habla muy bien de los menús y sus precios, aunque hay entradas que incluyen un menú. La alternativa más económica (nosotros lo hicimos, y no fuimos los únicos) es dejar en el coche comida y salir al parking. Te ponen un cuño para volver a entrar. Por este motivo, también os recomendamos las plazas cubiertas. Por el contrario os tocará perder algo de tiempo y dar un buen rodeo. 

Para concluir, la visita al Parque Warner necesita al menos dos días. En un día es absolutamente imposible. Dependiendo de vuestros gustos o del perfil (niños, jóvenes intrépidos, fans de los shows…) os centraréis en un área u otra, y eso determinará finalmente vuestra visita. Hay quien dedica un día a montar en las atracciones y el siguiente a ver los espectáculos.


Lo cierto es que debemos de volver porque nos quedaron bastantes cosas pendientes. Y lo haremos, con las baterías llenas y las tarjetas de memoria vacías.