Mostrando entradas con la etiqueta Navidad. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Navidad. Mostrar todas las entradas

miércoles, 28 de diciembre de 2022

EL MUNDO LEGO EN EL CASTILLO DE ALAQUÀS

Billund, Dinamarca. Agosto de 1932. Ole Kirk Christiansen funda su negocio de carpintería. Pronto se dedica a hacer muebles de pequeño tamaño. De ahí, que fabricara juguetes vino rodado. Unos años más tarde una crisis en la distribución maderera hizo que empezara a fabricar sus juguetes en plástico inyectado. Menos de una década después empezaron a fabricar unos bloques de construcción de colores. Éstos hicieron que esta empresa sea hoy en día la juguetera que mayores ventas tiene en el mundo. Esta es, brevemente, la historia de Lego

El mundo Lego en el Castillo de Alaquàs


Creemos que no hace falta explicar a nadie que son los Lego y que se puede hacer con ellos. Tampoco que en todo el mundo hay miles (si no millones) de fanáticos que se dedican a montar sus sets favoritos. De vez en cuando la pasión por los Lego se les va de las manos y acaban montando asociaciones y exposiciones como la que hemos visitado en el Castillo de Alaquàs, una población cercana a Valencia


LA CASTELL BRICK DE ALAQUÀS




Después de unos cuantos años por fin hemos podido asistir a esta exposición que cada Navidad, desde hace unos años, se repite en el Castillo de Alaquàs. A pesar de haber leído que es una muestra impresionante, nada nos hacía pensar que fuera tan impresionante. Porque esa es la palabra que la define. La expo se reparte en varias salas que se disponen en dos plantas de este edificio. 

La exposición está organizada por Valbricks, la asociación valenciana de aficionados a estos bloques de construcción. Si nos piden que digamos cuantos sets se pueden ver, no estaríamos seguros, pero son muchos.  Muchísimos. A nosotros nos gustan mucho los Lego, y muchos sets los conocíamos, pero hay un montón que nos han sorprendido.

El mundo Lego en el Castillo de Alaquàs


¿Qué temática se puede ver en la exposción? Resumiendo: todas. Tantas que es casi imposible recordarlas todas. Vimos sets de superhéroes, tanto Marvel como DC. De películas de Disney, incluyendo a Star Wars. Ninjago, Super Mario, Harry Potter... ¡No faltaba nada!

Destacan las grandes maquetas que hay en varias salas. Por orden de visita se pueden contemplar un parque de atracciones al completo, una ciudad con todo lujo de detalles, una recreación (libre, muy libre) de la Antártida o un belén enorme. Esta última llama la atención no sólo por lo grande que es, si no porque el naciemiento se encuentra un poco escondido, a pesar de estar en primera fila. Pero los barcos, las casas, el palacio o el acueducto que decoran la maqueta se llevan la atención.



Por su tamaño también destacan unas gruas que son enormes. Probablemente lleguen a los dos metros de altura, y son todo un desafío tanto para montarlas como para exponerlas. 


PARA NIÑOS Y ADULTOS


El mundo Lego en el Castillo de Alaquàs


Una de las características más relevantes y positivas de Lego es la capacidad de unir a niños y adultos bajo una misma afición. Por eso se pueden ver sets para diferentes edades. Los más jóvenes reconocen al instante la casa de Encanto, mientras que los padres distinguen enseguida el Central Perk, donde se reunían los protagonistas de Friends. Los abuelos, por su parte, se quedan con el set que recrea una máquina de escribir de una forma muy realista. 



Si en una sala se pueden ver una buena muestra de coches de la serie Technic (fundamentalmente deportivos), en otra se muestra los edificios de la serie Arquitecure, una de las más “adultas”, si es que cabe ese adjetivo en Lego. También hay una selección de Lego Art, probablemente la serie más curiosa de Lego, ya que permite recrear retratos, obras de arte, o como han hecho los miembros de Val bricks, un mapa físico de la Comunidad Valenciana.

El mundo Lego en el Castillo de Alaquàs


La Castell Brick de Alaquàs se inauguró el pasado 3 de diciembre y estará abierta hasta el 15 de enero. Del 10 al 17 de diciembre se realizaron talleres, cuyas creaciones también se muestran. La entrada a la exposición es libre y gratuita, así que estáis cerca no tenéis excusa para no visitarla.


EL CASTILLO DE ALAQUÀS





Aprovechando la celebración de esta exposición vamos a hablar también del edificio que la ha acogido. El Castillo de Alaquàs es uno de los ejemplos de como recuperar para la población el patrimonio histórico. Algo que por experiencia propia sabemos que no siempre es fácil y no siempre se hace. 

Desde luego es muy recomendable su visita, ya que es uno de los mejores palacios renacentistas valencianos. No hay muchos edificios de esta época, ya que el Siglo de Oro valenciano corresponde con el XIV, y en esta época la hegemonía empieza a desplazarse a otras zonas.

El mundo Lego en el Castillo de Alaquàs


La historia del Castillo de Alaquàs se remonta al siglo XVI. Se construye como residencia para la familia que regentaba el señorío de Alaquàs. Evidentemente no podían vivir en un chamizo cualquiera, si no en un palacio que reflejara su estatus. 

A lo largo de los siglos su titularidad ha ido pasando de familia en familia, hasta que por fin en 2002 el Ayuntamiento aprueba su expropiación con fin de que pasara a titularidad pública y tuviera una función acorde con su importancia. De hecho en 1918 ya fue declarado Monumento Histórico y Artístico, y en 1999 obtuvo la declaración de Bien de Interés Cultural (BIC). En 2007 sufrió una importante obra de rehabilitación que le daría el aspecto y funcionalidad de la que podemos disfrutar hoy.


MOTIVOS PARA VISITAR EL CASTILLO DE ALAQUÀS




Del Castillo de Alaquàs sorprenden varias cosas. En primer lugar su aspecto exterior. No es fácil encontrar un edificio como este practicamente exento. Muchos palacios se encuentran adosados a otras construcciones. Un ejemplo sería la calle Caballeros de Valencia, donde hay varios palacios adosados, que fueron construídos por las familias nobles valencianas. Es un edificio simétrico, coronado con cuatro torres almenadas en cada una de sus esquinas. Es curiosa que prácticamente no hay ventanas, a excepción de una fila en la planta superior del edificio.

Por otra parte sorprenden las dos arcadas que rodean el patio central. En la planta baja la componen 12 arcos carpaneles (arcos rebajados) sobre unas columnas octogonales, con unos capiteles que apenas son un par de líneas de impostas. Es una solución curiosa, ya que en la primera planta se observa que las arcadas se componen por conjuntos de 3 o 4 arcos apuntados. Aquí se ve mejor que el patio es rectangular y no cuadrado. Quizás sea la perspectiva la que nos engaña en la planta baja. 

Por último, sorprenden los grafitos que se han conservado en varias de las paredes del edificio. Estos se realizaban en ocasiones con afán de notoriedad y con voluntad de perdurar. Otras no, eran garabatos como los que hacemos en una hoja cuando hablamos por teléfono. Claro que entonces ni había teléfonos ni cuadernos para garabatear. 

Ya que estáis, fijaos en los suelos. Se conservan parte de los suelos originales. Cuando estuvimos nosotros estaban cubiertos por un plástico transparente. No es una solución muy ortodoxa, pero sin duda es efectiva para proteger estos históricos azulejos. 

El mundo Lego en el Castillo de Alaquàs


Esta fue una visita muy interesante. En primer lugar por la enorme cantidad de construcciones realizadas con Lego expuestas. Por otro lado por el magnífico edificio que es el Castillo de Alaquàs. Un día completo que estamos convencidos de que repetiremos. 


lunes, 19 de diciembre de 2022

3 BELENES QUE NO OS PODÉIS PERDER EN LA COMUNIDAD VALENCIANA

En los países católicos, fundamentalmente en Europa y Latinoamérica, cada Navidad la tradición belenista decora hogares, calles, comercios y otros lugares, algunos un poco insospechados. Aunque sabemos que hay muchos, muchísimos belenes que son fantásticos, hemos optado por recomendaros 3 muy chulos en la Comunidad Valenciana.
 
3 BELENES QUE NO OS PODÉIS PERDER EN LA COMUNIDAD VALENCIANA

Por belén, nacimiento o pesebre, entendemos las representaciones en las que por medio de figuras fabricadas en varios materiales se recrean las escenas relacionadas tradicionalmente con el nacimiento del Niño Jesús: el nacimiento en el portal de Belén, la anunciación a los pastores, la adoración de los Magos y un montón de escenas costumbristas. Estas escenas que pueden ser más o menos canónicas o más o menos cercanas a la realidad histórica, pueden variar tanto como belenes existen. 

En los hogares tambien hay tradiciones que varían de familia en familia y se mantienen con el tiempo, incluso pasan de generación en generación: los irreductibles que simulan un río con papel de aluminio; los que esconden un caganer (figura típica en Cataluña y Comunidad Valenciana que representa a un pastor defecando) en el belén, generalmente detrás del pesebre; los que tienen un belén de figuras de Playmobil y aprovechan para colar otras figuras para rellenar como romanos, vaqueros, piratas o policías. En nuestro caso tenemos un belén de estilo naif que vamos completando año a año con figuritas u otros elementos para enriquecerlo como árboles, animales, un horno, etc. y algunas otras piezas de decoración que hacemos nosotros mismos.


Los belenes se están convirtiendo en otro punto de competencia de las ciudades por atraer visitantes en Navidad. Propuestas grandiosas que todavía no llegan al paroxismo de las luces decorativas de Vigo que cada año intentan superarse, hasta que llegue un momento que deslumbren a todo el hemisferio norte. 

UN BELÉN DE RECORD GUINNESS EN ALICANTE

3 belenes que no os podéis perder en la Comunidad Valenciana


En los preparativos de las navidades de 2020, a alguien en Alicante se le ocurrió la idea de crear un Belén gigante para atraer visitantes a la ciudad. Se encargó a un taller foguerer de la ciudad, trabajo que también sirvió como homenaje a este sector que fue duramente perjudicado por el confinamiento del COVID. Es un Belén auténticamente de récord, tanto que, efectivamente, este Belén ha entrado a formar parte del libro Guinness como el más alto del mundo, desbancando al que se pone en la ciudad mejicana de Monterrey.

Las primeras navidades se plantó este nacimiento en la plaza del ayuntamiento. En 2021 su ubicación se trasladó al paseo de La Explanada, al final de la Rambla de Méndez Núñez. En 2022 repite ubicación y se ha completado la escena, que anteriormente solo contaba con San José, la Virgen María y el Niño Jesús, con los tres Reyes Magos en el momento de adorar al Niño. Se trata de un Belén cuyas figuras miden entre 10 y 17 metros de altura, excepto el niño que “solo” mide 3,5 metros. 


Pero los records no acaban ahí. Apenas a unos metros, también en la Explanada, se encuentra la bola de Navidad más grande de España. Tiene un tamaño de 12 metros y la decoran unas 8000 luces led. Seguramente Matías Prats diría que “en Alicante la Navidad es a lo grande”.

EL BELÉN MONUMENTAL DE XÀTIVA

3 belenes que no os podéis perder en la Comunidad Valenciana


Vamos ahora con otro belén a lo grande. Pero esta vez en lugar de ser grande a lo alto, lo es a lo ancho. Para verlo hay que dirigirse a la localidad valenciana de Xàtiva, en el interior de la provincia. En la Albereda de Jaume I, la calle más importante de la localidad, se sitúa este monumental belén monumental, valga la redundancia. 

En una extensión aproximada de 1500 metros cuadrados, decenas de figuras a tamaño real recrean escenas de un pueblo tradicional que conviven con los elementos más bíblicos, como es el propio nacimiento o la llegada de los Reyes Magos. Para ambientar este belén monumental se recrean ríos y acequias, huertas con vegetales de verdad y animales vivos como ocas o gallinas. Para vuestra tranquilidad, están supervisadas por veterinarios. Además se utilizan elementos que los propios vecinos han donado para darle un mayor realismo.



Se instaló por primera vez en 1999 y desde entonces ha ido creciendo hasta convertirse en un evento esencial en las Navidades setabenses. Aunque el Ayuntamiento lo publicita como el belén monumental más grande de España, eso no está tan claro, y probablemente sea el segundo. En todo caso sería el más grande de la Comunidad Valenciana, que no es poco. 

EL BELÉN NAPOLITANO DEL MUSEO NACIONAL DE CERÁMICA EN VALENCIA

3 belenes que no os podéis perder en la Comunidad Valenciana


De entre todas las tipologías de belenes una de las que más destacan por su belleza es el denominado belén napolitano. Nápoles se considera la cuna del belén tradicional tal y como lo conocemos en la actualidad. Muy probablemente la tradición del belén histórico en España fuera adoptada tras el ascenso al trono el rey Carlos III, que anteriormente había sido rey en Nápoles.

La característica más destacada del belén napolitano es que utiliza ropajes a la manera del siglo XVII para vestir a los personajes,y no tanto unas ropas inspiradas en las que lucirían en Oriente Próximo en el siglo I. Por otro lado, las partes visibles de las figuras, que suelen ser la cabeza y las manos o brazos, están hechas con barro cocido, cerámica o porcelana. 



Cada Navidad en el Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí, que tiene su sede en el Palacio del Marqués de Dos Aguas de Valencia, se muestra un belén napolitano histórico absolutamente maravilloso.  Se exhibe en una pequeña sala cercana a la entrada, por lo que no es necesario visitar el resto de este museo valenciano (aunque evidentemente os recomendamos muchísimo esta visita). El belén napolitano del Museo de Cerámica no es muy grande, pero es una buena muestra de este tipo de belén en Valencia. Además, la entrada es gratuita.

OTROS BELENES FANTÁSTICOS

3 belenes que no os podéis perder en la Comunidad Valenciana


Estamos convencidos de que hay muchísimos belenes en toda la Comunidad Valenciana y en toda España que merece muchísimo la pena para visitar. Son muchas las localidades que tienen asociaciones b leninistas que trabaja durante muchos meses para mostrar sus trabajos durante las fiestas navideñas. Este post no pretende ser un listado exhaustivo sino que pretendía poner varios ejemplos de algunos belenes, concretamente 3, que se salen un poco de lo común.

Y de manera absolutamente voluntaria y premeditada no hemos querido entrar en el terreno de los belenes vivientes. Esa tipología en la que las figuras son sustutuidas por personas de carne y hueso que encarnan a los distintos personajes del nacimiento. Dos pinceladas por si queréis ahondar: en Elche se realiza uno junto al Palacio de Altamira, y en Alcoi al final de la Cabalgata de Reyes se recrea una adoración con la Sagrada Familia. 



Aprovechad este tiempo festivo para visitar estos belenes, tanto nuestras tres recomendaciones como cualquier otro. Como ocurre con tantas cosas en la vida, el cariño que ponen muchas personas que dedican un montón de horas de manera desinteresada para montar estos belenes es suficiente motivo como visitarlos. ¡Feliz Navidad!

lunes, 8 de noviembre de 2021

6 JUEGOS DE MESA MÁS PARA DIVERTIRSE EN FAMILIA

Hace un par de años publicamos un artículo recomendando 7 juegos de mesa para jugar en familia. Aprovechando que las Navidades y los grandes períodos de compras están a la vuelta de la esquina, os dejamos nuevas recomendaciones para guiaros en el proceloso (aunque satisfactorio) mundo de los juegos de mesa.

6 juegos de mesa

Hay un poquito de todo, como en botica, pero os prometemos que todos están testados por nosotros y creemos que ninguno os va a defraudar. Aquí va nuestra selección:

LA FALLERA CALAVERA :


Arrancamos con un juego de cartas que se ha hecho muy popular en la Comunidad Valenciana. Afortunadamente la globalización del comercio online (alguna ventaja debía de tener) ha hecho que no sea complicado encontrarlo en otros lugares de España (o del mundo).

Lo ha publicado Zombi Paella, una pequeña editorial de juegos de mesa con sede en la localidad alicantina de Denia y liderada por Enric Aguilar. Esta es la sinopsis que hacen del juego en us web: “Después de morir en una mascletà a causa de un error de seguridad, una fallera vuelve a la vida convertida en zombi. Sólo hay una manera de calmar su ira apocalíptica: cocinarle una buena paella”.

El objetivo del juego es conseguir reunir cinco ingredientes para poder cocinar esa paella. La Fallera Calavera combina elementos de la cultura y el folclore valenciano, tanto de las fiestas más conocidas, personajes mitológicos, con elementos más pop, como Rita Barberá o J oan Monleón y les Monleonetes, algo que comprenderéis si vivisteis aquellos primeros años de Canal 9, el canal de televisión autonómico.

Continuamente se organizan torneos multitudinarios. Hay muchos fans que incluso son capaces de resolver dudas acerca de la interpretación de algunas reglas o jugadas que no están del todo claras en los foros de internet.

Las ilustraciones, de Esther Méndez, nos recuerdan al mundo gótico de Tim Burton. Sin duda un gran juego que ya tiene segunda y tercera parte, y ampliaciones.

DOBBLE:

6 juegos de mesa

Dobble combina atención y reflejos. Este juego se ha convertido en todo un éxito. Tiene multitud de versiones. Nosotros, dentro de nuestro frikismo, optamos por la versión Star Wars. Puede ser un complicado si no conoces algunos personajes o naves, pero por aquí todo controlado, jeje.

La mecánica de juego es sencilla. Juegan de 2 a 5 personas. Hay unas tarjetas con varios dibujos o iconos. Cada jugador tiene un mazo y todos lanzan una carta al mismo tiempo. Si alguien ve que en ambas tarjetas hay un un mismo dibujo deben de decir que dibujo es en voz alta y se llevan las cartas. Cada carta tiene un dibujo igual a otra carta. Gana el que más cartas tiene al final de la partida. En realidad este es uno de los 5 minijuegos que tiene, pero suele ser el más jugado.

Lo ha publicado por Zygomatic, la misma editora de Jungle Speed, uno de los juegos que os hablábamos en el anterior post sobre juegos. Una de sus grandes ventajas es que no ocupa mucho espacio y eso ayuda a su transporte. Podemos jugar casi en cualquier parte, por lo que es muy cómodo.

DRAFTOSAURUS:


Este juego se ha convertido en uno de nuestros favoritos en los últimos tiempos. Es sencillo de jugar y las partidas son relativamente rápidas. Este juego de origen francés lo podréis encontrar en la cadena de tiendas Zacatrus, un auténtico templo para quienes nos gusta los juegos de mesa.

La mecánica es bastante sencilla. Cada jugador tiene un tablero en el que se reproduce un parque con varias áreas donde iremos colocando dinosaurios de seis especies distintas. Un dado determinará en que parte del tablero hemos de situar a los dinosaurios.

Los dinosaurios están hechos de madera, pintados con llamativos colores y son relativamente pequeños. Esto es así porque empezaremos con 6 e iremos pasándolos en secreto a nuestros compañeros. El tablero tiene dos caras, verano (fácil) e invierno (un poco más difícil). Es un juego divertido en el que el gran atractivo son las piezas en forma de dinosaurio.

Nosotros, de momento, no nos atrevemos a pasar al modo invierno, ya que no sabemos si será muy complicado para nuestro hijo pequeño. Así también disfrutamos todos juntos de un rato de diversión.

LEO VA AL BARBERO:

6 juegos de mesa

Un juego distinto, puesto que tiene una dinámica colaborativa. Nadie gana o pierde individualmente, si no que todos los jugadores ganan y pierden juntos. Esto es algo bastante original que hará que todos los participantes tengan que estar motivados para conseguir alcanzar el objetivo del juego.

Este objetivo no es otro que llevar a Leo, el león, a la peluquería antes de que su melena le impida ver nada. Pero Leo es muy conocido y son muchos los animales que lo paran por el camino para charlar con el. Si se para a hablar no llega a la peluquería a tiempo, y claro, no puede cortarse el pelo.

La colaboración es esencial. En el camino hacia la peluquería iremos levantando una serie de tarjetas que indican el tiempo que Leo se entretiene de cháchara. Cuanto menor sea el tiempo más lejos podremos llegar. El nombre tal vez os parezca un poco infantil (todo está destinado a que los niños participen) pero veréis que no es tan fácil memorizar un camino para llegar al barbero.

Un juego bastante entretenido en el que toda la familia deberá jugar en coordinación para poder ganar la partida y que Leo, de una vez, se corte esa enorme melena.

VALERIO EL VALIENTE:

6 juegos de mesa

El primer, y único, juego que en este artículo vamos a recomendar de la editora alemana Haba. No creáis que nos han dejado de gustar los juegos de esta editora, pero de esta manera aportamos un poco más de variedad al post.

¿De qué va Valerio el Valiente? Pues Valerio es un caballero ávido de aventuras y siempre está buscando ayudar a quien más lo necesita. Pero Valerio tiene un problema, le pone buena voluntad pero es un poco despistado. De hecho ha perdido su caballo, y claro, caballero viene de caballo, así que...

El juego se basa en unas piezas triangulares que deberemos de colocar en un orden adecuado. Si forman el campamento podremos participar en un torneo, si coinciden dos cruces del mismo color podremos completar una tarea. La primera persona en conseguir acabar con sus tareas ganará.

Es un juego de reglas sencillas y de partidas rápidas, por lo que los niños siempre estarán entretenidos. Un buen juego para regalar estas Navidades.

MONOPOLY JUNIOR.:


Sí, sí, sí. Ya sabemos que dijimos que íbamos a recomendar juegos de otros editores que no fueran las “majors” del juguete mundial. Pero esta versión del clásico Monopoly está muy bien para toda la familia, en especial para los más pequeños de la casa, que pueden jugar con los papás y mamás sin perder un ápice de diversión. Es más, si nos apuráis, casi que nos gusta más la versión junior.

Respecto a la mecánica del juego no hay mucho que explicar. Ya sabéis, caéis en una casilla, os da la oportunidad de comprarla y cobrar un alquiler cada vez que otro jugador cae ahí. Pero todo se simplifica. No hay hoteles ni apartamentos, las partidas duran muy poco, apenas media hora. Eso hace que el juego sea dinámico . Porque no sé si alguno ha acabado alguna vez una partida de Monopoly (el de adultos), pero nosotros tenemos que marcarnos un tiempo máximo.

Todos los billetes tienen el mismo valor, 1M, por lo que los niños pequeños comprenden enseguida la mecánica. Una vuelta de tuerca que lo hace muy recomendable para toda la familia.

6 juegos de mesa

Estas son nuestras seis recomendaciones. Como veis hay opciones para todos los gustos y familias. Por lo general nos hemos decidido por esos juegos que involucran a los niños, que deben de ser los protagonistas de las partidas. Esto no quiere decir que les dejemos ganar siempre, ya que como contamos en el anterior post, perder los prepara para otras frustraciones, y esta, en realidad, es pequeñita.

Un último consejo: muchos de estos juegos se suelen encontrar de oferta con versiones que no están traducidas al castellano. Fijaos bien, porque en la mayoría de casos lo único que está traducido a nuestro idioma son las instrucciones y estas se pueden encontrar sin mucha dificultad por internet. Una manera de poder ahorrar algo de dinero en vuestra compra.

domingo, 8 de diciembre de 2019

7 JUEGOS DE MESA PARA DIVERTIROS EN FAMILIA

Las Navidades asoman por la esquinita. Las ciudades ya se preparan, instalando luces decorativas y belenes por doquier. Pero sobre todo los comercios, que parece que cada vez adelantan más las ventas para estas fiestas. Por si fuera poco, los canales de televisión repiten machaconamente decenas de anuncios de juguetes, colonias y otros productos susceptibles de convertirse en regalo.


Uno de nuestros regalos favoritos, tanto en nuestra familia como para otras personas ajenas, son los juegos de mesa. Lejos de los más tradicionales como el parchís, la oca, el Trivial Pursuit, Risk o Monopoly, existen multitud de juegos que editan pequeñas empresas, que nada tienen que ver con las macro como MB, Hasbro, etc.


¿Por qué juegos de mesa? En primer lugar porque nos permite socializar en un ambiente lúdico. ¿Quién no añora esas tardes jugando en familia o con amigos a vuestros juegos favoritos? Por otra parte entrenan destrezas como la imaginación, la creación de estrategias o la resistencia a la frustración, puesto que a veces ganas y otras pierdes. Estas destrezas que entrenan los niños (y los adultos) en un entorno divertido nos permiten estar preparados para la vida real (donde no podemos volver a la casilla de salida).

A continuación os presentamos una serie de juegos menos conocidos por el gran público pero que nos parecen magníficos para jugar en familia:

MONZA: Un juego de mesa divertido, con una mecánica fácil y con partidas rápidas. Lo fabrica Haba, una marca alemana de juegos educativos. Por el nombre habrás deducido que tiene algo que ver con las carreras. Efectivamente, nuestro objetivo es llegar a la meta los primeros con nuestro coche. Para ello se lanzan seis dados de colores y avanzaremos según los colores de la pista. Esto nos permite establecer estrategias con los colores para avanzar más o menos. Aunque la edad recomendada sea a partir de 5 años, nuestro hijo pequeño, con 4 años, ya juega con nosotros.


DIXIT: Uno de los juegos de mesa más bonitos con los que os podéis encontrar. Creado por Jean-Louis Roubira, el juego consiste en adivinar una carta a partir de cierta pista. Todas las cartas del juego son diferentes y tienen sugerentes (y preciosas) ilustraciones que cada jugador puede interpretar de un modo distinto. Ahí radica gran parte del éxito de este juego que ha obtenido varios premios internacionales.


LA DANZA DEL HUEVO: Otro juego de Haba. En esta ocasión necesitaremos tener una habitación grande para jugar ya que habrá que correr y buscar huevos de goma que botan. Sí, de ahí proviene el nombre de un juego muy divertido, donde se pondrá a prueba la agilidad de los jugadores. Altamente recomendado para niños pequeños, que se lo pasarán pipa intentando que los huevos no se les caigan del cuello, entre las piernas, etc.


JUNGLE SPEED: Aunque nosotros tenemos una, ejem, versión del juego, el contenido y las reglas son las mismas. Hay un mazo de cartas con dibujos geométricos en cuatro colores distintos. En el centro de la mesa se coloca un tótem. Si dos o más jugadores destapan una carta que coincide en dibujo o color (depende del caso) deberán coger el tótem el primero. Un juego de velocidad y cierta picardía.


SPEED CUPS: Otro juego donde la velocidad de los jugadores es un valor fundamental. Cada uno tiene cinco cubiletes, rojo, azul, verde, amarillo y negro, y debe de imitar la posición que aparece en las cartas que se van destapando. Quien primero lo hace debe de hacer sonar un timbre que se coloca en el centro. Los reflejos son imprescindibles en este juego si quieres ganar.


CÓDIGO 13+1: En este juego los niños se van a meter en la piel de unos agentes secretos y van a intentar descifrar un código secreto para alcanzar la cámara acorazada del museo. Para conseguirlo van a contar con el arma más eficaz jamás creada: las matemáticas. Sí, con este juego los niños (y los adultos) repasarán las operaciones aritméticas básicas: sumas, restas, multiplicaciones y divisiones. Aunque pueda parecer un poco rollaco, los niños se lo pasan muy bien, sin darse excesiva cuenta de que están repasando mates. Otro juego creado por la alemana Haba, que sí, nos gusta mucho.


AVENTUREROS AL TREN: Desde que este juego creado por Alan R. Moon viera la luz en 2004, se ha convertido en un clásico entre los clásicos. Su sencilla mecánica, intentar conectar dos ciudades con el convoy más largo posible, ha seducido a jugadores de todo el mundo. En esta ocasión os traemos el juego de cartas, que carece de tablero y fichas, pero por el contrario, es mucho más ágil y mucho más fácil de llevar, algo ideal para los viajes y vacaciones. Esta versión es una más de las muchas que se han lanzado de este juego, que recorre el planeta al compás de chacachá.


Con estos juegos analizados hemos intentado abarcar un espectro lo más amplio posible acorde a la edad de nuestros hijos, entre 4 y 10 años. Aunque alguno de los juegos roza la línea del rol, creemos que es un tema tan absolutamente amplio (y apasionante) que dentro de un tiempo le dedicaremos un artículo. Esperamos que estas recomendaciones os puedan ser útiles y que si no tenéis listos los regalos para Papá Noel y/o Reyes Magos, podamos guiaros. 

martes, 8 de enero de 2019

EXPOJOVE, LA CITA IMPRESCINDIBLE DE LA NAVIDAD EN VALENCIA

Un año más, y ya van 37 navidades, se ha celebrado la Feria de la Infancia y la Juventud de València, que dicho así suena muy soso, pero la cosa cambia si decimos que hemos estado en Expojove. Tras ir por primera vez (en mi caso es la segunda, pero la anterior fue hace mucho mucho tiempo) os lo recomendamos encarecidamente.


Desde el 26 de diciembre hasta el 4 de enero ha estado abierta esta feria de ocio enfocada para toda la familia, pero especialmente para los niños y jóvenes (de ahí su nombre, claro). Este año el “hilo argumental” de Expojove ha sido la lectura y la literatura, y muchas de sus actividades tenían relación con los cuentos. 



Expojove ha ocupado los pabellones 6, 7 y 8 de Feria Valencia con una oferta para la que necesitas tiempo y paciencia, ya que algunas colas eran bastante largas y llegaban a desesperar. Se dividía en cuatro espacios.

  1. Todo lo relacionado con la literatura
  2. Estands de diversos sectores: equipos deportivos, Diputación de Valencia, Nintendo, Concejalía de Juventud de Valencia, Junta Central Fallera, etc.
  3. Espacio donde se situaba la Policía Local, Bomberos, Protección Civil y varias unidades militares, como la UME y el cuerpo de telecomunicaciones
  4. Atracciones de feria




La visita se iniciaba por la parte acerca de la literatura. Aquí encontrábamos dos escenarios grandes donde cada día había un montón de actuaciones y varios más pequeños, como una cúpula donde nevaba o un castillo donde había funciones de títeres. Una cosa que nos llamó enseguida la atención fueron unas máquinas que se movían tirando de cuerdas o manivelas y que en ocasiones necesitaban de la colaboración de dos o más personas para ejecutar las acciones. Estaban hechas con materiales reciclados (partes de bicicletas, papeleras viejas, etc.) y estaban muy chulas.

Al ser lo primero que te encuentras al llegar íbamos con ganas de verlo todo, a pesar de que ya habíamos echado un ojo en la web a parte de lo que había y lo que más le gustaba estaba al fondo de la feria. Pero merece la pena, ya que aquí había un montón de talleres (crear un cuento, pintar un marcapáginas) y a los niños les encantó. 


Avanzando como podíamos, llegamos a la parte donde están los estands de diferentes entidades, tanto públicas como privadas. Las actividades deportivas de la Diputación de Valencia se sitúan junto a un estudio móvil de radio y televisión de los medios de comunicación autonómicos. Un poco más allá el espacio de los principales equipos deportivos de la ciudad, Valencia C. F., Levante U. D., y Valencia Basket. Un estand con consolas de Nintendo. Una muestra de ninots de la Junta Central Fallera… Esto lo dejamos para el final, ya que querían ir a ver otras cosas y había unas colas horribles. Mala decisión, nos quedó poco tiempo y apenas pudieron probar unas camas elásticas y jugar con juegos tradicionales que habían instalado en el espacio de À Punt Media (radiotelevisión valenciana). Pero aunque no fuera tanto rato como quisieron, ni hicieron todo lo que querían, si que pudieron aprovechar algo el tiempo aquí.


Donde más tiempo pasamos fue en la parte donde estaba la Policía Local, Bomberos, Protección Civil, UME, etc. Querían montar en un circuito de seguridad vial y en los karts, pero ambas actividades eran de pago. Pero había mucho más. La UME tenía un circuito de aventura y una tirolina que fue una de las estrellas de Expojove. La Policía Local y los Bomberos permitían hacerse fotos con los equipos y medios de los que disponen: cascos, chaquetas, mangueras, vehículos, algo que a los niños les encantó…y a los padres que rápidamente enviamos las fotos a los grupos familiares de Whatsapp. Los bomberos repartían unos cascos de plástico de tipo vintage, pero llegamos tarde. Hubo tiempo para que Protección Civil nos hiciera un curso rápido sobre Reanimación Cardiorespiratoria (RCP) algo que en vista de algunas noticias recientes es muy necesario saber.

Sobre las atracciones de feria poco os vamos a contar. Las típicas que encontramos en cualquier feria: coches de coche, “scalextric”,etc. Como podemos montar en cualquier feria, se pagaban aparte, y preferimos aprovechar el tiempo para otras actividades, pues las vimos de lejos y no nos acercamos.



Vamos a cuestiones más prácticas: el precio general de la entrada, que da derecho a estar todo el día (de 11:00 a 20:00, excepto Nochevieja y Año Nuevo que tienen jornada reducida) y participar de las actividades, es de 5 euros; medio día, 2,5 euros; mientras que grupos a partir de 15 personas, familias numerosas y titulares del Carnet Jove, pagan 3 euros. Los niños de 0 a 4 años y las personas con discapacidad, presentando la documentación acreditativa tenían entrada gratuita. Para llegar a Feria Valencia la opción más cómoda es ir en transporte público, ya que tanto bus como tranvía paran en la misma puerta. Si vamos con nuestro coche, la opción más económica es aparcar por el barrio de Benimàmet, contiguo al recinto ferial, aunque no siempre es fácil. Si no encontramos sitio o perdemos la paciencia siempre nos quedará el parking de Feria Valencia. 



Mis hijos se lo pasaron muy bien en Expojove, y es bastante seguro que si pasamos otra vez varios días por Navidades en Valencia volvamos. Tanto es así que nos supo a poco. La pregunta que nos hacíamos al salir era ¿por qué no habremos venido antes? Llegamos después de comer, y para disfrutar de actividades y espectáculos (y recoger obsequios), lo mejor es llegar lo antes posible. En pocos sitios encontraremos una oferta de actividades tan variada y divertida, y bajo techo, algo que en invierno siempre se agradece. Después supimos que se podía entrar comida, y en todo caso allí mismo hay restaurantes y kioscos con comida. Pagamos la novatada, lo confesamos.

martes, 18 de diciembre de 2018

HAY QUE VISITAR ESTRASBURGO

Lo han vuelto a hacer. El terrorismo ha vuelto a actuar asesinando a cinco personas e hiriendo a otras once cuyo único delito era estar en el momento más inoportuno en el lugar más inoportuno. La sinrazón ha atacado Estrasburgo, una ciudad que simboliza los valores de más profundos de la Unión Europea. Y como a los terroristas les molesta mucho que la gente visite Estrasburgo, disfrute de sus mercadillos de Navidad y se divierta en sus calles, en este artículo vamos a desempolvar algunas fotos de hace años y os vamos a recomendar esta preciosa ciudad, única y exclusivamente porque le va a tocar las narices a los terroristas.


Estrasburgo está situada en el noreste de Francia, en la región de Alsacia. Este territorio, junto a Lorena, fueron disputados por Francia y Alemania durante dos siglos debido a la gran cantidad de recursos naturales que atesoraban, entre otros carbón y hierro. Este detalle nos hará entender porque sus casas típicas tienen un aspecto más cercano a unas construcciones que asociamos a Alemania (con sus características vigas de madera en las fachadas en blanco y negro) que a edificios más "franceses".


Al estar a caballo entre Alemania y Francia, la cultura alsaciana es una rica mezcla de tradiciones de ambos países. Además le valió para que la Unión Europea situara en Estrasburgo su Parlamento, que una vez al mes celebra sesión, revolucionando la vida de esta ciudad. Gracias a la Unión Europea se puede visitar Estrasburgo ya que tiene (o al menos tenía) un programa que subvenciona parte de los gastos de desplazamientos para que los ciudadanos de la U.E. puedan conocer sus instituciones.


¿Qué visitar en Estrasburgo? Vamos a empezar por su centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad en 1988. Este centro histórico se halla en la conocida como Grande Île (Isla Grande), formada por el río Ill y otros afluentes, que tras atravesar el centro urbano desembocan en el Rihn (¿acaso hay un río más alemán?) formando frontera natural con Alemania. Durante siglos se han construido canales y presas que han regulado la navegación fluvial, convirtiendo a Estrasburgo en un importante nodo de transporte de mercancías desde la Edad Media. Hoy día es posible realizar un tour panorámico en barco, el conocido como Batorama, que os recomendamos encarecidamente. Dura alrededor de una hora y cuesta 13 € para adultos, 7,50€ para niños entre 12 y 4 años, y gratuito para menores de cuatro.


En la Grande Île encontramos la Catedral de Nuestra Señora de Estrasburgo (sí, hay más Notre Dame además de la parisina) probablemente el monumento estrasburgués más conocido. Construida en estilo gótico flamígero, destaca su única torre-campanario que con sus 142 metros de altura fue durante dos siglos la construcción más alta de Europa. En su amplio interior podemos encontrar su famoso reloj astrológico, una de las atracciones más celebradas de Estrasburgo. Debido a los intensos bombardeos que sufrió la ciudad durante la Segunda Guerra Mundial, la Catedral se encuentra muy restaurada.


Un paseo por las calles que rodean la Catedral nos transportará por varios siglos, en una combinación de tradición y modernidad. Plazas como Kléber, la más característica de Estrasburgo, donde se encuentra su Ayuntamiento o Gutemberg, más recogida y punto de encuentro; calles como la Rue des Grandes Arcades, donde se ubican las tiendas más modernas y de grandes firmas, o la Rue des Orfrèvres o des Hallebardes, más estrechas, repletas de tiendas de lujo y de productos tradicionales como quesos, foie, embutidos, etc. También es muy interesante un recorrido por algunos de sus edificios históricos situados a ambos lados de la ribera del río Ill: la Antigua Aduana (ocupado en parte por un restaurante), el Museo Alsaciano, la Iglesia Protestante de Santo Tomás, el Palacio Rohan, los conocidos como Puentes Cubiertos, o cualquiera de los puentes históricos.


El mes de diciembre es un momento fantástico para visitar Estrasburgo ya que, como en otras ciudades europeas, sus mercadillos navideños inundan las calles y nos invitan a disfrutar de las fiestas que están por venir. Sin duda, y a pesar del intenso frío, es el mejor momento para visitar la ciudad. Aunque como ocurre con otros mercados "tradicionales", algunos puestos están estandarizados y encontramos varios iguales en diferentes zonas de la ciudad, no está de más patearlos para encontrar algunas cosas curiosas.


A las afueras de Estrasburgo se encuentran los edificios epicentro de la actividad de la Unión Europea. Aunque el más representativo es el del Parlamento Europeo, también se encuentran las sedes de otras instituciones importantes como la Corte Europea de los Derechos Humanos, el Comando Central del Eurocuerpo (el ejército multinacional europeo) y el Centro de Información de Europol (la policía europea). También tiene aquí su sede el canal cultural Arte. Evidentemente estos edificios son contemporáneos y tienen una arquitectura muy espectacular. Nosotros tuvimos la suerte de poder visitar el Parlamento Europeo, acudir a una de sus sesiones y ver como se organiza un órgano decisorio que nos parece muy lejano pero que es el más influyente en la vida de los ciudadanos europeos por su capacidad normativa.


Otra de las actividades que no podéis dejar pasar es probar la gastronomía local, representada especialmente por las flambeés, una especie de pizza con crema de leche, queso, cebolla y trozos de bacon. El mejor acompañamiento es una buena cerveza, y no es difícil encontrarlas en Estrasburgo. Os recomendamos visitar una brasserie donde podéis encontrar buenos menús, incluso algunos donde comer y beber tanto como podáis (o puedan servir los camareros) durante un tiempo determinado, normalmente una hora u hora y media. Au brasseur es uno de los más recomendados, muy frecuentado por estudiantes Erasmus, donde elaboran su propia cerveza. 


Por todo esto y mucho más, Estrasburgo bien se merece una visita. Corazón de la Unión Europea, ejemplo de reconciliación y convivencia. Perfecta mezcla de la tradición medieval y de la arquitectura más vanguardista. Disfrutaremos de un paseo cruzando los puentes sobre el Ill, o de una cerveza en uno de sus múltiples bares. Una ciudad perfecta para celebrar la Navidad, algo que sin lugar a dudas les encantará a los niños. Y porqué no, es una celebración de la vida, de nuestra libertad. Viajad, y si podéis ir a Estrasburgo, mejor.