Mostrando entradas con la etiqueta Guerrero de Moixent. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Guerrero de Moixent. Mostrar todas las entradas

martes, 18 de mayo de 2021

CONOCIENDO NUESTRO PASADO EN EL MUSEO DE PREHISTORIA DE VALENCIA

Si sois asiduos a este blog ya debéis de saber que Valencia es una ciudad que nos gusta especialmente. Además de porque estamos ligados sentimentalmente a la ciudad, nos gusta mucho por dos motivos fundamentales (y que son compartidos por muchísima gente). El primero es el tamaño, es una gran ciudad pero de un tamaño contenido donde puedes llegar más o menos rápido a cualquier parte. El segundo es que, gracias a ser una gran ciudad, tiene unos servicios e infraestructuras muy completos. Uno de los ejemplos son los museos. Tan recomendables como el Museo de Prehistoria.

Museo de Prehistoria de Valencia

Sí, somos muy poco originales y publicamos un artículo el 18 de mayo dedicado a un museo. Es que no concebimos otra manera de disfrutar del Día Internacional de los Museos que visitando un museo o, como es el caso, recomendándolo. 

No era la primera vez que visitábamos este museo, y la verdad es que han renovado varias salas y se nota. Este nuevo aire le ha venido muy bien. Estéticamente es un museo mucho más completo. Pero vamos poco a poco, que hay bastante de que hablar. 

Dónde se localiza el Museo de Prehistoria de Valencia

El Museo de Prehistoria de Valencia se encuentra en el Centro Cultural La Beneficencia. Compartiendo sede con el Museo Valenciano de Etnología. Aunque tiene la entrada en la calle Corona 36, es más fácil localizarlo desde la calle Guillem de Castro, donde también se encuentran las torres de Quart y el IVAM. Como podréis imaginar por el nombre, en este edificio se atendía a las personas más desfavorecidas. Se les proporcionaba socorro y formación para poder, como se diría ahora, proveerles de habilidades para su futuro laboral. Esto fue a partir de mediados del s. XIX, cuando se desamortizó el antiguo convento construido en el s. XV y que fue hogar de varias órdenes.

El edificio ha sido ampliado, restaurado y reconvertido en varias ocasiones. La primera en el s.XIX, para habilitarlo a su función benéfica. Aun ampliándolo se respeta algo su tipología conventual, conservando los claustros que se reconvierten en patios y se adaptan estancias a las teorías higienistas de la época. En 1944 se lleva a cabo otra rehabilitación para dedicar este espacio a colegio. La última intervención tiene lugar en 1995, donde se realizan obras para adaptar este espacio a los nuevos usos culturales. 

Museo de Prehistoria de Valencia

Respecto a los patios destaca el más grande, que encontramos junto a la entrada y salida del centro. Varios árboles enormes, entre ellos un ficus espectacular, proporcionan una agradable sombra y adornan este espacio, desde el que se accede a varias estancias, entre ellas la antigua capilla, reconvertida en salón de actos. Hace poco se ha instalado una escultura que rinde homenaje a La Muixeranga, el baile de castillos humanos declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

El origen y las salas

El Museo de Prehistoria tiene su origen en el Servicio de Investigación Prehistórica de la Diputación de Valencia, creado en 1927. De esta manera se unificó a una serie de investigadores que ya estaban excavando y que, en muchos casos, serán claves para el desarrollo de la arqueología en España durante todo el s. XX. Ese mismo año se crea el Museo de Prehistoria y su biblioteca, donde se da cabida a todos los descubrimientos que ya se hacen en numerosos yacimientos de la provincia como La Cova Negra de Xàtiva, la Cova del Parpalló de Gandia, la Bastida de les Alcusses en Moixent o el Tossal de San Miguel en Llíria

La colección permanente del Museo de Prehistoria de Valencia se divide en cuatro bloques de salas que están ubicadas en dos plantas. Cada una de estos espacios gira en torno a una época “histórica”. El entrecomillado viene de que las primeras salas muestran las piezas prehistóricas que, como su nombre indica, son anteriores a la historia tal y como la entendemos, es decir, desde que aparece la escritura. 

Prehistoria


Al principio de la sala se muestra el trabajo de esos primeros arqueólogos que dieron pie a la creación del museo y del trabajo en arqueología que se desarrolló después. A través de diferentes yacimientos y abrigos que se ubican por todo el territorio de la provincia de Valencia y el resto de la Comunidad Valenciana, se explica el proceso evolutivo de nuestros antepasados. Como pasan de ser una sociedad que obtiene sus alimentos de la caza y la recolección de frutos a una sociedad donde se utiliza la agricultura y la ganadería. Este cambio, además, crea una serie de profesiones especializadas para obtener otros bienes de consumo como tejidos, cerámica y alimentos procesados, por ejemplo.

Museo de Prehistoria de Valencia

En esta parte del museo el viaje por el tiempo viene a través de distintos objetos fabricados en hueso, piedra y metal o cerámicas. No sólo útiles para la caza o para la vida cotidiana, también empiezan a fabricar los primeros objetos simbólicos, como amuletos. Una de las vitrinas que más impresiona es la que muestra los cráneos trepanados. No se sabe a ciencia cierta porqué realizaban esto, pero creen que tendría un uso ritual y no quirúrgico. De hecho algunos cráneos demuestran que se hizo a personas vivas. 

Historia del dinero


También en la primera planta se encuentra una exposición permanente acerca de la historia del dinero. Es una colección numismática, pero hay más, muchos objetos como libros de cuentas, objetos utilizados para la acuñación de las monedas, etc. Además se explica el proceso que se seguía en el intercambio de bienes antes de la aparición del dinero. 

Mundo ibérico


Ya en la segunda planta se encuentra la sala que muestra los hallazgos de la cultura ibérica. Estas salas son muy completas, ya que en la provincia de Valencia existen numerosos yacimientos de esta época. La Bastida de les Alcusses en Moixent o el Tossal de San Miguel en Llíria (que ya hemos citado antes), Kelin en Caudete de las Fuentes son yacimientos esenciales para comprender el mundo pre-romano en nuestras tierras. Los restos encontrados son muy numerosos y variados. Son la fuente de conocimiento más cercana, ya que a pesar de dejar textos, no han podido ser descifrados. Siguen buscando una "piedra Rosetta".

Museo de Prehistoria de Valencia

Uno de los puntos más interesantes es la recreación de una casa típica ibérica, que nos permite adentrarnos en su sociedad. También, en otra sala, se recrea una calle de una población ibérica. Aquí encontraremos una de las piezas estrellas de la arqueología valenciana: el Guerrero de Moixent. Fue extraído del yacimiento de la Bastida de les Alcusses y es una pequeña figura de bronce de unos 7 centímetros de altura, que representa un guerrero a caballo. 

Mundo romano y visigodo


La última sala del Museo de Prehistoria es la que se adentra en mundo romano y visigodo. No hace falta explicar mucho acerca de la romanización del Mediterráneo de la Península Ibérica. Hace poco hablamos del Centro Arqueológico de l'Almoina, donde se conoce la creación de la Valencia romana. Las distintas salas muestran piezas de diferentes aspectos de la vida de los romanos, como los tipos de vivienda y su decoración, las características generales de las ciudades, los rituales religiosos y funerarios, etc. 

La pieza más importante es el denominado "Apolo de Pinedo". Fue localizado en 1963 junto a la playa de Pinedo (al sur del Puerto de Valencia) por unos submarinistas. Realizada en torno al siglo I-II d.C. en bronce tiene un tamaño casi natural, pues mide 1,45 m. Representa a un dios Apolo joven, recostado y probablemente tuviera una lira en la mano derecha, pero se ha perdido. 

Museo de Prehistoria de Valencia

Info útil para visitar el Museo de Prehistoria de Valencia

Como ya hemos comentado antes, el Museo de Prehistoria de Valencia se encuentra en la calle Corona 36, junto a la calle Guillem de Castro (frente al nº 165, si queréis una referencia). Aparcar no es fácil, y hay zona azul y naranja (residentes). Si queréis ir en transporte público las líneas de EMT C1 y 28 os dejan casi en la puerta. 

Está abierto ininterrumpidamente de martes a domingo de 10:00 a 20:00. La entrada general cuesta 2 € y la reducida (para grupos y estudiantes) 1€. Pero hay entrada gratuita los sábados, domingos y festivos, y hoy, 18 de mayo Día Internacional de los Museos. También para familias numerosas, menores de 7 años, desempleados, jubilados, personas con necesidades especiales y profesores y grupos escolares, entre otros colectivos.


El Museo de Prehistoria no es el típico que se suela recomendar en las guías, pero os aseguramos que no os arrepentiréis al visitarlo. En este post hemos intentado demostrar que tiene muchas razones para ser visitado. Además se encuentra en un lugar estupendo para visitar el resto de la ciudad, junto al centro histórico y muy cerca del viejo cauce del Turia