lunes, 18 de febrero de 2019

SOLIDARIDAD CON NOSTALGIA EN ORIHUELA: RETRO SANTO DOMINGO

El pasado sábado estuvimos por tercer año consecutivo en Retro Santo Domingo, un evento solidario que se celebra en el Colegio Diocesano Santo Domingo de Orihuela y tiene como fin recoger alimentos para repartirlos a través de Cáritas entre las familias necesitadas de la ciudad, y un año más contribuimos con esta buena causa.



¿Pero qué tiene de especial Retro Santo Domingo? Varias cosas, vayamos por partes. En primer lugar contribuir a una causa solidaria y saber que estás ayudando a familias que les hace mucha falta. Esto es algo que nos gusta enseñara nuestros hijos, porque por poco que tengas siempre puedes ayudar a alguien que lo está pasando peor que tú. En segundo lugar, y lo más importante, la cantidad de actividades que tiene este evento que se está superando año tras año. De hecho en 2018 batió el récord de España de recoger alimentos con más de 8100 kg., superando la marca de Barcelona que estaba en unos 6.500 kg. de alimentos. Y por último el edificio que alberga el evento, una auténtica maravilla.




A lo largo de todo el sábado Retro Santo Domingo ofrece actividades para todos los gustos, pero si has nacido en la década de los 80 y te has criado en los 90 este evento te tocará el corazoncito. El plato fuerte son los distintos photocall con personajes de series y películas, muchas de ellas de los años 80 y 90, como acabo de referir. Encontramos a los personajes de Star Wars gracias a la Legión 501 Spanish Garrison, el club oficial en España de Los Cazafantasmas y V (sí, los lagartos extraterrestres zampa ratones). También un photocall de Barrio Sésamo con Espinete y los personajes de Toy Story




Una de las atracciones más solicitadas durante todo el día fue la que estaba basada en el mundo de Harry Potter y que invitaba a hacer un viaje por Hogwarts. La verdad es que estaba muy bien y agotaron las entradas disponibles. Durante todo el día se veía pequeños fans del mago de las gafas redondas, con sus capas, sus varitas, sus cicatrices y sus bufandas.




También había una exposición con objetos de coleccionista de la saga de películas de Indiana Jones. Lo curioso era que en la entrada había una moto con sidecar y un par de personas ataviadas como el arqueólogo más famoso de la historia del cine y su señor padre. Otra exposición, esta vez en el patio del Colegio, mostraba varios coches de películas y series: Kitt, el coche fantástico (Pontiac Firebird Trans Am v8); la furgoneta de El Equipo A ( GMC Vandura de 1983); el Ford Explorer que recorría Jurassic Park, el Delorean DMC-1 con el que Doc y Marty McFly viajban en el tiempo; el Ford Gran Torino que conduce Starsky (acompañado por Hutch, claro) y el Dodge Charger de 1969 "General Lee" de los Dukes de Hazzard.




Otra de las actividades que más público congrega son los videojuegos. Precisamente como muestra de videojuegos y cultura retro nació este evento. Podemos dividir en tres partes diferenciadas los videojuegos a los que se podía jugar. Por una parte los videojuegos retro en consolas u ordenadores de hace años, de esos que se cargaban en cintas de casete y se jugaban en commodores o amstrads con teclados de teclas de goma. Por otra parte máquinas de arcades, como aquellas que en los recreativos nos íbamos dejando moneda tras moneda de 25 pesetas (o de 100 si el juego molaba mucho). Por últimos los juegos de nueva generacion en las videoconsolas más avanzadas: Fornite, Fifa 2019, Red Dead Redemption,...




Pero no solo se podía jugar a videojuegos viejunos, ya que en el mercadillo que se instala en los dos claustros del colegio se pueden adquirir consolas descatalogadas y videojuegos. Es curioso ver juegos a los que nos “viciábamos” hace más de 20 años (y 25 años también…). Pero no solo hay consolas y videojuegos: objetos relativos al fandom, desde camisetas a tazas, pasando por muñecos o pegatinas; cómics y libros antiguos, o puestos con accesorios para Nancy. Este año seguimos ampliando el armario de la nuestra.




Ante tanta actividad debe haber un rato para el descanso, y el colegio ofrece comidas solidarias para financiar proyectos. El menú se compone de ensalada, el típico arroz con costra de Orihuela, caldo con pelotas (una especie de albóndigas grandes) y brazo de gitano de postre. La verdad es que el arroz estaba buenísimo. Cerca, puesto que la comida se hizo en el patio del colegio (el año pasado fue en el comedor del centro), había unos cuantos hinchables en el que se divirtieron los más pequeños.


Además del sábado, este año hubo otras actividades previas el viernes, como cine forum solidario. Toda el sábado se realizaron charlas con distintos invitados, de los que dos eran los más destacados. Por una parte Miguel Ángel Valero, que puede que no te suene mucho, pero si digo que era El piraña de Verano Azul, la cosa cambia. El otro gran invitado fue Alberto Moreno, responsable del mítico videojuego made in Spain “PC Fútbol”.




Si todo esto no os parece suficiente, siempre queda apelar a que visitéis el Colegio Santo Domingo por el edificio en el que está ubicado. Empezó a ser construido en el s. XVI. El papa Julio II le otorgó bula para ser Colegio Pontificio y al tiempo se convirtió en Universidad Pontificia, como Salamanca, Alcalá o Valencia. En el s. XIX deja de ser universidad tras la prohibición de las universidades menores, pero continúa como colegio hasta nuestros días. Destaca la fachada del edificio, con tres portadas; sus dos claustros, el “Mayor” de estilo renacentista, y el de la “Universidad” de estilo barroco, y su iglesia, de arquitectura renacentista y decoración barroca. Además tiene un pequeño museo acerca de la historia del edificio.




Nosotros ya aguardamos la jornada del año que viene, y es que todos nos lo pasamos estupendamente en un día en el que además de divertirnos ayudamos a gente que lo necesita. No lo dudéis si estáis cerca de Orihuela. Si sois tan frikis como nosotros, disfrutaréis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario